Gobernador determinará acciones en San Ignacio

El intenso trabajo de bomberos, militares, voluntarios y todo el personal que se tiene desplegado en las zonas afectadas por los incendios forestales que aún permanecen activos en la Chiquitania no han sido suficientes para lograr apagar las voraces llamas que continúan consumiendo todo lo que encuentran a su paso en el lugar.

El director del Centro de Operaciones de Emergencia Departamental (COED), Enrique Bruno, anunció que en las próximas horas, el gobernador Rubén Costas se trasladará hasta San Ignacio de Velasco para reunirse con autoridades y determinar acciones rápidas y efectivas en las zonas afectadas por incendios.

La Gobernación de Santa Cruz ha reportado un total de 58 incendios activos hoy, 10 en San Ignacio, 1 en San José de Chiquitos, 11 en Concepción, 5 en San Rafael, 3 en Roboré, 13 en San Matías, 3 en Charagua, 6 en San Antonio del Lomerío, 1 en San Miguel, 2 en Puerto Suarez, 4 San Javier y 30 en el Carmen Rivero Torrez.

”Son 1587 los bomberos que se tienen desplazados en las zonas afectadas, pero no dan abasto para la cantidad de incendios que hay (…) necesitamos maquinaria pesada, necesitamos que el apoyo del Gobierno sea en mayor cantidad en cuanto a la logística (…)”, indicó Enrique Bruno.

Asimismo, dijo que el 66 % del departamento se encuentra en riesgo extremo por incendios forestales. La mayor concentración de focos de quema se encuentran en los municipios de: San Matías, Puerto Suárez, San José, Carmen Rivero Torrez, Charagua y San Ignacio. Estos focos Se ubican sobre tierras de uso agropecuario extensivo y forestal.

MÁS DE 300 BOMBEROS

En cumplimiento a lo establecido por la Oficina de Asistencia para Desastres en el Extranjero (OFDA) de Estados Unidos, para la distribución de 2.000 uniformes y herramientas antifuego para el personal que trabaja en las zonas afectadas por los incendios, la Gobernación de Santa Cruz entregó esta jornada 300 equipos para bomberos, soldados del Ejército y guardaparques de los municipios de Roboré y San José.

El equipo consiste en camisas, pantalones, botas, guantes, antiparras, cascos, herramientas, machetes y bombas de mochila, con un valor que ronda alrededor de los 1.000 dólares por unidad.

El director de Áreas Protegidas de la Gobernación, Juan Carlos Añez, fue el responsable de llegar con la indumentaria y las herramientas a los municipios de Roboré y San José, para que los heroicos bomberos tengan el equipamiento necesario para continuar trabajando en el control y liquidación de los incendios en la zona.

En la oportunidad, el jefe de Operaciones de las Fuerzas Armadas, Sergio Orellana, agradeció la entrega e indicó que estos equipos serán de gran utilidad para facilitar el trabajo que vienen realizando los soldados, en mejores condiciones de seguridad.

El Diario

Publicidad