Gobernador de La Paz afirma no hay solicitud formal para obtener manifiesto ambiental de Sak»a Churu

El gobernador de La Paz, Félix Patzi, afirmó el lunes que aún no hay una solicitud formal de la alcaldía, para obtener el manifiesto ambiental que autorice instalar en los terrenos de Sak»a Churu el nuevo relleno sanitario.

«Lamentablemente todavía no están presentando los papeles, siguen en etapa de revisión y eso esperamos que lo solucionen pronto, porque el problema es que siguen faltando los estudios y no hay una solicitud formal de este manifiesto ambiental, y eso nos obstaculiza», indicó a los periodistas.

Según el reglamento de la Ley 1333 de Medio Ambiente, el manifiesto ambiental es un instrumento mediante el cual el representante legal de un proyecto, obra o actividad en proceso de implementación, operación o etapa de abandono informa a la autoridad ambiental competente sobre el estado ambiental en que se encuentra ese proyecto y propone un plan de adecuación ambiental, si corresponde.

Patzi dijo que el tema de fondo, no es que sea Sak»a Churu u otro lugar, sino que tiene que haber una «solicitud expresa de manifiesto ambiental» para que pueda instalarse el nuevo relleno para La Paz.

«¿Por qué deben solicitar un manifiesto ambiental?, porque precisamente en el lugar de Sak»a Churu la alcaldía inició actividades sin pedir licencia, es decir, que ya estaban queriendo abrir celdas en ese lugar, y cuando uno inicia actividad, lo que corresponde por norma es pedir el manifiesto ambiental, entonces tiene que explicar por qué han hecho operaciones sin autorización», señaló.

La autoridad departamental dijo que lejos de pedir el manifiesto ambiental para Sak»a Churu, lo que la alcaldía hizo es pedir un permiso ambiental para continuar usando el relleno sanitario de Alpacoma, lo que -afirmó- «no corresponde».

La Alcaldía de La Paz solicitó a la Gobernación en julio una nueva ampliación para el uso del relleno sanitario de Alpacoma, pero a finales de julio se registró un nuevo deslizamiento que ocasionó el derrame de al menos 2.000 metros cúbicos de lixiviados, el segundo incidente que atenta contra el medio ambiente registrado este año y el tercero desde 2017.

cta/ma ABI

Publicidad