Gobernación pide cierre de botadero de Shinahota

Luego de constatar que el botadero de Shinahota “es un río de basura”, la Gobernación de Cochabamba recomendó su cierre inmediato, ya que no cumple con normativas. El hecho fue conocido tras la ruptura de la barrera de protección de una gran cantidad de desechos que fue arrastrado por un turbión.

La decisión se comunicó, según Los Tiempos, luego que la pasada semana se denunciara que el vertedero está a lado del río Vinchuta y tras la ruptura de la barrera de protección una gran cantidad de desechos fue arrastrada por un turbión.

El secretario de la Madre Tierra, Gonzalo Muñoz, manifestó que luego de hacer una inspección conjunta el martes con la Alcaldía de Shinahota se verificó que el botadero no cumple con las condiciones mínimas para su funcionamiento, previstas en las leyes No. 1333 de Medio Ambiente y en la 755 de Residuos Sólidos.

El problema salió a la luz la pasada semana cuando el senador Arturo Murillo (UD) inspeccionó el botadero y lamentó el daño ambiental generado. También dijo que pediría la intervención de la Comisión de Medio Ambiente del Senado.

El secretario de Madre Tierra remarcó el martes que la normativa ambiental establece que un botadero o relleno sanitario no puede operar a menos de 1.000 metros de un cuerpo de agua como ríos, lagunas, represas y otros. Tampoco a 3.000 de un centro poblado. Por esas razones, el nuevo vertedero que emplace el municipio tiene que cumplir con esas exigencias.

El impacto ambiental que ha generado el botadero en el río recién se conocerá en una semana.

Por otro lado, el director de Medio Ambiente de la Gobernación, Elmer Ortuño, dijo que los informes técnicos y legales estarán en una semana y recién harán sus recomendaciones.

El jefe de Medio Ambiente de la Alcaldía de Shinahota, Luis Rodríguez, explicó la pasada semana que el vertedero funcionaba cerca del río, incumpliendo la ley, porque ningún sindicato quiere que el vertedero esté en su zona. El funcionario expresó ayer que ya no podía dar información sobre las medidas que asumirán para trasladar el botadero y remediar la contaminación. Los Tiempos intentó comunicarse con la alcaldesa Matilde Campos, pero sin éxito.

El Diario.

Publicidad