Ganaderos llaman a trabajar unidos para ubicar a Bolivia entre los 15 mayores exportadores de carne en el mundo

El presidente de la Confederación de Ganaderos de Bolivia (Congabol), Oscar Ciro Pereyra, llamó el miércoles a ese sector a trabajar de manera conjunta, para ubicar a Bolivia en los próximos años entre los 15 mayores exportadores de carne en el mundo.

Pereira realizó ese llamado en un acto en Santa Cruz en el que inauguró, junto con el presidente Evo Morales, el histórico primer envió de carne bovina a China, el mercado más grande del mundo.

«Hago un llamado a todos los ganaderos, sin excepción, ya que esta es nuestra gran oportunidad para trabajar con eficiencia y productividad con este importante mercado, hay oportunidad para todos», dijo el representante de los ganaderos bolivianos.

El Presidente de Congabol manifestó que para ese sector existe un gran camino por recorrer y aseguró que se asumirá las exigencias de los nuevos mercados, como en este caso China, el más grande del mundo y el de mayor demanda de productos.

«Hay varios mercados del mundo, con humildad les digo hay un gran camino por recorrer y asumimos que los ganaderos estaremos prestos para asimilar las exigencias de nuevos mercados internacionales, de modo que, de manera conjunta, públicos y privados, apoyemos y estar dentro de los 15 países mayores exportadores de carne al mundo», afirmó.

Expresó su deseo de que el sector ganadero crezca en promedio 5% hasta 2030, que -a su juicio- generaría un excedente de 200.000 toneladas de carne para ser exportadas, que implican un ingreso de aproximadamente 800 millones de dólares para el país.

Pereyra reiteró su respaldo al Gobierno de Morales, porque las normas y políticas implementadas desde hace 10 años «no están equivocadas» y al contrario «permiten generar desarrollo para el país, atendiendo principalmente a los pequeños productores que llegan a un 90%».

Para el Presidente de Congabol, los pequeños productores son los que necesitan mayor capacitación y asistencia tecnológica para mejorar sus condiciones productivas y aportar a las demandas del mercado.

«En Bolivia existe cerca de 900.000 unidades productivas agropecuarias, las que aportan con 2,5 millones de fuentes de trabajo directas, aportan a la seguridad y soberanía alimentaria disminuyendo significativamente la pobreza», precisó.

Relievó la importancia de conocer el potencial del territorio boliviano, ya que 16 millones de hectáreas están destinadas para la agricultura y 32 millones para la ganadería, de las cuales la ganadería solo utiliza 13 millones, 3 son de pastos cultivados y 10 de pastos naturales.

vic/ma ABI

Publicidad
Abrir chat