Galeno pierde batalla contra arenavirus

Ayer falleció el doctor Vidales, tercera víctima del arenavirus, que se encontraba en cuidados intensivos del Hospital Obrero de La Paz, informó la ministra de Salud, Gabriela Montaño.

El galeno de especialidad gastroenterólogo murió ayer a las 8.15, en la unidad de Terapia Intensiva del Hospital Obrero de la sede de Gobierno. El deceso se debió a una disfunción multiorgánica, indicó la autoridad de Salud.

No se escatimaron esfuerzos –dijo– para salvar la vida del médico y que el tratamiento, y cuidados, que se aplicaron en Bolivia, se habrían realizado respetando los protocolos internacionales.

Por su parte, Alfonso Tenorio, representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), a tiempo de expresar sus condolencias a los familiares y amigos del fallecido, indicó que éste tipo de fiebres son de alta mortalidad y no tienen un tratamiento específico. En este caso, con el paciente afectado, se habría procedido a su rehidratación, reposición de plaquetas y a tratar las complicaciones, para aminorar la fuerza de la enfermedad, con la ayuda de la Ribavirina por vía oral y endovenosa, sumado al suero hiperinmune.

A pedido del Ministerio de Salud, la OPS continuará apoyando en el tratamiento de la enfermedad, para lo cual puso a disposición un grupo de expertos para la vigilancia epidemiológica; asimismo coadyuvará en los estudios de campo, para fortalecer la capacidad de los laboratorios y especialmente la bioseguridad, que es crucial para este tipo de enfermedades.

Respecto al segundo paciente, continúa internado en la Unidad de Terapia Intensiva de la Caja Petrolera; el paciente aún tiene un diagnostico reservado. También, en las últimas horas, se ha descartado que las dos pacientes dadas de alta la semana pasada padezcan del arenavirus, mientras que una tercera persona fue confirmada que padece dengue, de acuerdo con sus exámenes de laboratorio.

Las autoridades de Salud indicaron que hasta la fecha no se han registrados más casos de Arenavirus tanto en el municipio de Caranavi, ni en la ciudad de La Paz.

Por su parte la familia del galeno fallecido en la víspera, Gustavo Vidales, con anticipación habría pedido al Ministerio de Salud, mediante cartas que se reduzca el tiempo de análisis y entrega de resultados de los exámenes, que se están realizando en EEUU, pero no hubo ninguna respuesta. Es así que se habría perdido tiempo esencial, para poder realizar un tratamiento certero y salvar la vida del médico. Ahora los familiares cuestionan el proceder de las autoridades nacionales.

En las redes sociales, diferentes personas, han manifestado que el virus se encuentra latente en el Hospital Obrero, es así que tienen el temor de que este nosocomio, se convierta en un centro de infección, que afecte en primera instancia a los pacientes.

El Diario.

Publicidad