Fiscalía pide auditoría médica de tratamiento a internista fallecida

El informe médico presentado acerca del procedimiento y tratamiento que recibió la exinternista Ximena Cuéllar, que falleció afectada por el arenavirus, no incluyó un análisis de laboratorio del 25 de mayo que refería la gravedad del caso en el informe solicitado por la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), declaró ayer la directora jurídica de esa casa de estudios, Lourdes Alba.

En tanto, el fiscal de materia adscrito a Caranavi, Heisman Maldonado, solicitó la realización de una auditoría médica acerca del tratamiento y protocolo cumplido con la residente.

Los hechos, cronológicamente referidos por la abogada Alaba, señalan que el 20 de mayo la internista hubiera hecho conocer a sus superiores su malestar físico, a diferencia de atenderla le exigieron trabajar. Aspecto sustentado en declaraciones informativas de la madre de la exinternista, Martha Alípaz.

Ante el acelerado deterioro de su salud, el 23 de mayo la internista optó por hacerse pruebas de laboratorio por su voluntad, donde se revela la baja de plaquetas, con diagnóstico de dengue grave, a cuyos resultados, emitidos el 24 de mayo, tanto la directora del hospital como la jefe de residentes le señalaron que “ellas también pasaron el dengue trabajando”.

El 25 de mayo, la internista se realizó otro análisis de laboratorio donde ratifican la baja de sus plaquetas, pero no identifican la causa específica. Esta prueba de laboratorio fue obviada en el informe emitido por el Instituto de Gastroenterología a la Universidad.

“Este antecedente hemos hecho conocer al fiscal a cargo del caso para que se investigue. Desconocemos si esta omisión ha sido por parte del Instituto de Gastroenterología o el informe ha llegado de Caranavi con esta omisión”, refirió Alba.

El 27 de mayo, la directora del Hospital de Caranavi se comunicó con la madre de Ximena Cuéllar A., solicitando que “recoja a su hija” y la traslade a un hospital de La Paz, comprometiéndose, junto a la jefe de residentes, “a asumir el costo de la ambulancia, obligación que contrajo y que no cumplió”, aclaró la jurista.

El pasado 26 de junio, la UMSA presentó denuncia penal con cargos por homicidio culposo contra la directora del hospital de Caranavi, Adela L., y la jefe de residentes, Raquel T. la misma admitida por el Ministerio Público y ratificada por la parte querellante el 1 de julio.

Dentro del procedimiento investigativo, el Instituto de Investigaciones Técnico Científicas de la Universidad Policial (Iitcup), realizará el desdoblamiento de los mensajes y grabaciones emitidos por Ximena Cuéllar acerca de su estado de salud.

DECLARACIONES

El fiscal del caso, Heisman Maldonado, señaló que dentro de las investigaciones a la fecha cuatro personas prestaron su declaración como testigos de cargo y hoy viernes una de las sindicadas prestará su declaración informativa, para las siguientes horas se espera que otras dos personas más declaren ante la Fiscalía de Caranavi.

“Se ha requerido por el Sedes se señale si se ha hecho ya una auditoría médica. Ya se ha requerido y estamos esperando la respuesta. Se ha solicitado al Sedes una auditoría médica que sería un informe imparcial, nos va a dar luces sobre la atención prestada”, refirió.

De acuerdo con lo anunciado por el fiscal Maldonado, dentro del proceso de investigación, se convocará a funcionarios del hopital que atendieron a la víctima Ximena Cuéllar.

El Diario.