Fiscalía imputa y procesa a abuela, madre y tía de niña que murió por ataque de can en Cochabamba

La fiscal de materia, Cinthia Prado, informó el viernes que el Ministerio Público imputó por el delito de lesiones gravísimas por mordedura de animal a la abuela, la madre y tía de la niña de cinco años que murió hace dos días por el ataque de un can de la raza rottweiler mestizo en la ciudad de Cochabamba y las puso a disposición de un juez cautelar del municipio de Sacaba.

«Son lesiones gravísimas ocasionadas por mordedura de animal (…), en distintos grados de responsabilidad», informó a los periodistas.

Según datos oficiales, la menor fue atacada el miércoles por el can en una casa de la calle Los Andes, de la zona Cerro Verde de la ciudad de Cochabamba, cuando fue dejada sola con varios canes, el rottweiler, un pastor alemán y dos canes de raza pequeña.

La autoridad explicó que la abuela de la menor fue imputada con mayor interés, porque era la propietaria del perro y anunció que pedirá su detención preventiva, mientras que el resto era responsable de la custodia del animal.

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, Yuri Tapia, dijo que la autopsia del cuerpo de la víctima estableció que la menor murió por un schock hipobulémico, por hemorragia interna por múltiples heridas, pero no se determinó si las lesiones fueron por mordeduras de perro y el lugar preciso del ataque.

Agregó que la investigación del caso se hizo compleja por varias contradicciones en el relato de lo sucedido por parte de los familiares de la pequeña.

Informó que la madre de la víctima manifestó, por ejemplo, que cuando llegó a su casa otra de sus hijas, de dos a tres años, le hizo señas con las manos que daban a entender que su hermana fue atacada por el perro.

Añadió que los investigadores del caso determinaron, por otro lado, que el perro no tenía manchas de sangre, el lugar del ataque fue limpiado y el cuerpo de la niña estaba lavado con agua.

El jefe policial agregó que se evidenció que el perro tiene un comportamiento «muy dócil» y no vivió desde su nacimiento con la familia de la menor agredida.

«Ha habido ciertas contradicciones, por lo mismo se ha procedido a hacer la aprehensión de la madre, la suegra y la tía», concluyó.
wsg/kpb/ ABI