Fiscalía imputa al Alcalde de Achacachi por cinco delitos

El Ministerio Público presentó ayer la imputación formal en contra del alcalde de Achacachi, Édgar Ramos, por cinco delitos en presuntos actos de corrupción en la ejecución de tres obras durante las gestiones 2016 y 2017.

El fiscal Fernando Atanasio Fuentes explicó que entre los indicios de responsabilidad contra la autoridad edil está que Ramos en 2016 ejecutó obras, pero recién en 2017 lanzó la licitación para adjudicar los proyectos.

Las obras investigadas son la construcción de la rotonda del hospital de segundo nivel de Achacachi, por el que habría un daño económico de 162.155 bolivianos; la segunda es por la ejecución del hospital de segundo nivel por 199.566 bolivianos y la tercera es por la edificación de un centro de salud, ubicado en la comunidad de Tahari, por 326.442 bolivianos.

“Una vez asumido y conocido el hecho, se ha procedido a imputar por los delitos de uso indebido de influencias, contratos lesivos al Estado, incumplimiento de deberes, conducta antieconómica y malversación”, explicó el fiscal asignado al caso.

El alcalde Ramos fue aprehendido el martes y fue trasladado a las celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen de la ciudad de El Alto, donde prestó su declaración informativa.

“(Ramos) ha tratado de desvirtuar los indicios, se ha procedido a relacionar y dijo que estas operaciones lo ha realizado en 2017”, explicó el fiscal, quien manifestó que como Ministerio Público solicitan la detención preventiva en el penal de San Pedro, tomando en cuenta que “se evidenció riesgos procesales”.

Uno de los riegos procesales es la obstaculización, dijo el fiscal, pues el martes pasado al momento de realizar el allanamiento en las oficinas de enlace a la Alcaldía de Achacachi, “personeros” de ese municipio impidieron a la Fiscalía cumplir con las acciones.

Según el reporte policial, el fiscal, un abogado y un investigador se trasladaron hasta esas oficinas, ubicadas en la avenida 6 de Marzo de la ciudad de El Alto, pero al momento de ingresar se vieron impedidos de hacerlo, dado que las 12 personas que estaban en los predios ediles “cerraron la puerta de metal, incluso con candado” y por tal situación se vieron obligados a ingresar por una de las ventanas.

“Una vez dentro las autoridades en las oficinas señaladas, los ahora (12) aprehendidos siguieron desobedeciendo a las autoridades estorbando sus funciones en todo momento”, se lee en reporte policial del allanamiento a esas oficinas ediles.

Esa acción, según el fiscal, es prueba de que se obstaculiza las pesquisas.

Achacacheños esperan decisión del juez

Los concejales y pobladores del municipio de Achacachi están a la espera de la decisión del juez cautelar, quien definirá la suerte del alcalde Édgar Ramos, imputado por presuntos actos de corrupción durante su gestión edil.

Los concejales informaron a Página Siete que “en este momento todo está en manos del juez”, pues si decide la detención preventiva de Ramos tendrán que elegir a un nuevo alcalde en sesión del Concejo Municipal.

En la misma línea, los pobladores informaron que dependerá de la resolución del juez para asumir acciones. “Estamos a la espera de lo que diga el juez, no descartamos movilizaciones. Si la Fiscalía identificó que Ramos es culpable, entonces debería dar libertad a nuestro dirigente Esnor Condori y otros”, dijo Julián L.M., vecino de Achacachi. Por su lado, Elsner Larrazábal, refugiado en Perú, afirmó que no volverá a Bolivia porque “no hay garantías”.

Pagina Siete.

Publicidad