Fiscalía admitió denuncia contra médicos de hospital en Caranavi

El Ministerio Público admitió ayer la denuncia formulada por la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) y los familiares de la internista Ximena Cuellar A. contra la directora del hospital de la población de Caranavi Adela L. y una médico Raquel T. por el presunto delito de homicidio culposo, informó ayer el fiscal a cargo del caso, Heisman Maldonado.

A pesar de que los exámenes de laboratorio dieron como resultado que Ximena C.A. tenía dengue, no le extendieron la baja médica correspondiente presionándola para que trabaje.

El rector de la UMSA, Waldo Albarracín, señaló que ante la gravedad de la situación una comisión multidisciplinaria se trasladó hasta el hospital donde falleció la internista para efectuar una investigación exhaustiva, además de lograr todos los elementos probatorios que hacen a su denuncia.

El caso, que se ventila en la jurisdicción de Caranavi, es impulsado por la UMSA porque la internista es miembro de la comunidad universitaria. La comisión multidiscplinaria que se trasladó hasta esa población está conformada por autoridades académicas de las carreras de Bioquímica y Farmacia, Biología, Medicina, además del equipo jurídico, puntualizó la autoridad.

“La denuncia es contra las personas que trabajan en el hospital que tuvieron que ver con la atención, o mala atención, que le dieron a la internista y ha ocasionado su muerte. La causa por la que hemos puesto la denuncia es homicidio culposo y corresponderá a la Fiscalía cumplir con la investigación establecer la imputación formal correspondiente”, señaló el rector de la UMSA.

El deceso de la internista Ximena Cuéllar se produjo, presuntamente, a causa de una afección viral aún no identificada, cuya sintomatología podría compararse a gripe, chicungumya o dengue, pero las tres posibles enfermedades fueron descartadas laboratorialmente.

Desde Caranavi, luego de realizar una inspección al nosocomio, el fiscal a cargo del caso en declaraciones a radio Fides, expresó su extrañeza al no encontrar el historial clínico de la paciente residente Ximena Cuellar; este registro se encontraría en poder de la directora del Hospital quien se hubiera trasladado a la ciudad de La Paz.

Ante tal situación, el fiscal anunció que pedirá un informe en detalle acerca de las funciones y la actuación de todo el personal a fin de evidenciar tal situación.

Instrucciones clínicas de precaución acerca del tratamiento a la exresidente y para con los pacientes con los que estuvo en contacto, señalan que se solicitó un listado de estas personas, registro que también se encuentra en manos de la médico Adela L, directora del hospital.

A la par, el presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea, criticó el manejo de la situación por parte del Ministerio de Salud y advirtió que los galenos podrían tomar acciones por su cuenta.

MADRE: “NO RECIBIÓ ATENCIÓN”

Martha Alípaz, madre de la internista fallecida, aseguró que a su hija “no le han dado la atención que merecía en el momento oportuno”.

En entrevista con Fides, la madre de hizo un dramático relato del pedido de atención de la internista a sus superiores y que más bién le instruyeron continuar con sus labores, “… le seguían haciendo trabajar aun con fiebre. Cuando fue internada ya estaba en estado muy crítico”, aseguró la madre.

“Quiero que me expliquen por qué no le han dado la atención que ella merecía”, reclamó expresando impotencia e indignación por la falta de sensibilidad de los mismos médicos con quienes trabajaba.

Relató que ante la precariedad de la atención le pidieron conseguir ambulancia para trasladarla a La Paz. Consiguió una unidad del hospital Arco Iris y fue remitida al hospital Gastroenterológico. Ximena falleció y la madre exige conocer las verdaderas causas del deceso, ya que el informe clínico sólo refiere shock hipovolémico.

El Diario.