Fármacos falsos: cabecilla de la red ganaba Bs 100 mil por mes

La cabecilla de la red y encargada de la distribución de medicamentos de dudosa procedencia, Lidia P., ganaba 100 mil bolivianos por mes, informó la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC). La mujer ya enfrentaba un proceso penal por atentado contra la salud pública.

“Pedimos un informe a la ASFI (Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero) y con esa información sabremos cuánto específicamente son sus ingresos. Pero preliminarmente mencionaremos que las ganancias de la señora (Lidia P.) son de 100 mil bolivianos mensuales”, dijo uno de los investigadores de la División contra Delitos de Corrupción Pública de la FELCC.

Según la Policía, Lidia P. es una de las cabecillas, encargada de distribución, de la red. Ella fue aprehendida el pasado miércoles. Horas después, la Justicia envió a la acusada con detención preventiva al penal de Miraflores. Está acusada por los delitos de atentado contra la salud pública, enriquecimiento ilícito y asociación delictuosa. Es una de las 17 personas que guardan detención por este caso en diferentes cárceles de La Paz.

La acusada “ya tiene un proceso penal que está en etapa de juicio oral por delitos contra la salud pública”, dijo el investigador policial; no obstante no dio más detalles.

El jueves, el jefe de la División Contra Delitos de Corrupción Pública de la FELCC, Luis Guarachi, dijo que Lidia P. tenía cuatro casas y usaba 23 vehículos para distribuir medicamentos falsos.

La ruta de distribución de la cabecilla consistía: en El Alto se elaboran los medicamentos falsos que son enviados a Arequipa (Perú), de donde son trasladados nuevamente a La Paz y de ahí se distribuyen a Santa Cruz, Tarija, Cochabamba y Potosí.

La Policía inició la investigación para atrapar a la red de fármacos falsos a inicios de este año. La FELCC registraba cada lunes casos de personas víctimas de pildoritas y por ello el anterior director de la institución, Jhonny Aguilera, instruyó la pesquisa. Entonces, la institución del Verde Olivo efectuó varios operativos en Desaguadero, La Paz y Santa Cruz, donde se encontraron los medicamentos falsificados.

“En uno de esos operativos se halló un cuaderno con un registro en el que indicaba el nombre de Yhenny C. P. (que posteriormente fue detenida). Ella tenía un vínculo familiar con la señora Lidia P., quien sería su madre”, dijo.

Luego de investigaciones de la Dirección de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI), se identificó que Lidia P. tenía puestos en La Tablada, “donde vendía fármacos de contrabando y por eso se solicitó un allanamiento”.

Luego de ingresar al lugar, los efectivos encontraron algunos medicamentos chinos y un mostrador con bisagras y que daba a otro ambiente oculto. “Ahí en uno de los cajones, la cabecilla tenía medio millón de bolivianos”, dijo el investigador.

Añadió que encontrar un monto de dinero tan elevado en un puesto de La Tablada, “es raro”, por lo que se procedió a la aprehensión de una mujer, aunque en el lugar no hallaron grandes cantidades de medicamentos.

El DACI indagó más y estableció que dos días antes, trasladaron los fármacos de este depósito a los galpones de la Garcilaso de la Vega. Días después, la Policía allanó ese sitio y detuvo a Yhenny C., hija de la cabecilla. “En esos tres puestos había medicamentos camuflados en cajas de galletas”, sostuvo.

La Policía estableció que Lidia P. es propietaria de dos casas en Santa Cruz. Cuando allanaron esos inmuebles, encontraron una caja fuerte que fue secuestrada con fines de investigación. “Hallamos también medicamentos de contrabando”, refirió.

El investigador recalcó que pese a que se aprehendieron a algunos “peces gordos”, aún no atraparon a otros involucrados en la red de falsificación de fármacos. Uno de ellos es “el esposo de Lidia P. que se dio a la fuga”.

Manfred M. fue aprehendido borracho

En estado de ebriedad estaba Manfred M. cuando fue aprehendido, el viernes. Es el dueño de la megafábrica de fármacos falsos y otro de los cabecillas de la red .

“Cuando fue arrestado, el propietario (de la megafábrica) estaba en estado de ebriedad”, dijo un investigador del caso. Indicó que la aprehensión se realizó luego del allanamiento de la megafábrica, ubicada en la zona Villa Bolívar F, calle Almirante Grau, a la 1:30 de la madrugada.

En el lugar se quedó personal del DACI. “A las 10:00, llegó una persona que quería ingresar a la casa , pese a que estaba precintada. Al identificarse fue aprehendido porque era el hijo del hombre que día antes fue detenido”, sostuvo.

Ingredientes de fármacos falsos

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de La Paz informó que se presume que la red de falsificación de fármacos usaba maicena, bicarbonato, harina y hasta agua de cañería mezclada con añelina para fabricar los medicamentos.

Recibían pedidos de los clientes

De acuerdo con la Policía, la red falsificaba desde fármacos utilizados para calmar el dolor de cabeza hasta medicamentos especiales para tratar el cáncer. La compra era a pedido y la entrega se realizaba luego de 30 o 45 minutos en la localidad de Desaguadero.

Red ofertaba 100 tipos de fármacos

La red de falsificadores ofertaba 100 tipos de medicamentos, según las autoridades. La Agencia Estatal de Medicamentos y Tecnologías en Salud está preocupada porque entre lotes decomisados hay fármacos de quirófano y de terapia intensiva.

Pagina Siete.

Publicidad