Familias deberán esperar para retornar a viviendas

Mientras diez familias de la franja azul en la zona San Jorge Kantutani regresaron a sus viviendas, luego del cambio del sistema de agua potable, otras deberán esperar al menos dos semanas para regresar a sus viviendas.

En la última inspección realizada a los campamentos el domingo pasado, el alcalde Luis Revilla informó que 10 familias que desalojaron sus viviendas, regresaron después de los cambios de los ductos de los sistemas de las redes de alcantarillado y agua potable.

“Los grupos más grandes seguramente podrán regresar la siguiente semana y paulatinamente retornará el resto en las siguientes semanas, según resolvamos los problemas en las redes de agua potable”, dijo.

FRANJA AZUL

Según los datos del municipio, se estima que son de 30 a 40 las familias las que viven en la Franja Azul del desastre, las mismas que volverán a sus viviendas; luego del desastre recibieron la notificación para abandonar sus casas, con el fin de evitar consecuencias fatales en la zona afectada.

Tras el deslizamiento del 30 de abril, la Municipalidad identificó tres franjas de color de vulnerabilidad geológica. En la roja se identificaron 22 viviendas que serán demolidas para estabilizar la zona.

En la franja verde, inicialmente se detectaron a 26 viviendas y en la azul a 53, en estas dos últimas franjas se desalojaron a las familias hacia los campamentos por precaución.

Ya se hacen trabajos de estabilización en la parte baja del deslave, en tanto, en la parte alta se lo hará en cuanto culminen las demoliciones de las viviendas en la franja roja

En otro tema informó que la búsqueda de desaparecidos en el deslizamiento continúa, sin embargo adelantó que hasta mañana se tomará una decisión con Defensa Civil para ver hasta qué día continúa el rastrillaje.

DATOS

Según los datos de la Alcaldía, 741 personas continúan viviendo en las carpas de los cuatro campamentos. En el campamento del Puente Libertad, se encuentran 55 familias; en la cancha Fígaro 128; en inmediaciones de Emaverde 31 y otras cuatro familias en el campamento 14 de Septiembre.

Datos del Viceministerio de Vivienda señalan que oficialmente son 67 familias damnificadas, además existen 60 familias (inquilinos) y otras 35 que vivían en una vivienda en anticrético.

Hasta la fecha se logró reubicar a 26 familias en los condominios Wip’ala (El Alto) y Pacha (Mecapaca) en tanto que otras 42 esperan ser beneficiadas con los planes de vivienda gratuita del Gobierno.

El Diario.

Publicidad