FAB descuidó a su personal

Luego que se conociera un instructivo de las Fuerzas Armadas de Bolivia (FAB), donde dan tres meses de plazo a los militares con “obesidad severa” para bajar de peso, el coronel en servicio pasivo del Ejército, Jorge Santistevan, aseguró que esta institución debe tener un programa de entrenamiento físico militar permanente con infraestructura y plan de eficiencia moderno, que prepare militares para la guerra, cosa que a la fecha no ocurre.

Aseguró que para exigir deben proporcionar la infraestructura y los medios relacionados a la actividad física y que se incorpore un programa de acondicionamiento físico permanente y seguro para todos, no solo para soldados y el instructor.

“Desde el comandante hasta el último soldado deben estar preparados, no sólo para los subalternos”, dijo.

Mencionó que sería ideal que grandes y pequeñas unidades militares tengan pistas atléticas y gimnasios, para que sean sometidos al entrenamiento físico, militar y sean evaluados periódicamente, así como como lo que están pretendiendo hacer ahora.

ACUERDO

En entrevista con la ANF, Édgar Morales, suboficial maestre de reserva de la FAB, criticó que los miembros del alto mando no hayan sido incluidos en el instructivo para adelgazar en el plazo de tres meses; asimismo, sospechan que existe un acuerdo entre la empresa Lain y la institución castrense.

“Serían más de 300 personas afectadas con sobrepeso, pero no están del alto mando militar que también tienen sobrepeso, ¿de qué manera han tomado para anotar estos nombres, seguro se han basado en algo”, sostuvo el militar.

Informó que varios de sus camaradas se comunicaron para expresar su preocupación y “sospechas” de la existencia de un convenio entre la FAB y la empresa de adelgazamiento Lain, porque hace dos meses cuando se hizo una reunión en la unidad educativa de la institución militar esta compañía asistió para ofrecer sus servicios.

En la reunión estuvo el general Teófilo Medina donde les indicó que los militares con sobrepeso debían reducir la masa corporal.

ATROPELLO A DDHH

El exmayor de la Policía David Vargas manifestó que esa instrucción es un atropello a los Derechos Humanos.

“La obesidad, en algunos casos, es por salud y las instituciones militares que tienen su centro de salud deberían abordar el tema. Yo creo que el general está equivocado, no es cuestión de tres meses, es un proceso. Seguro que él cree que son gordos porque han comido mucho, ¿no será que es un problema hormonal?, debería hacer primero un diagnóstico, antes de sacar un instructivo”, aseguró.

El Diario.

Publicidad