Expertos: El aumento del área ganadera legaliza la tala y quema

La autorización del Gobierno para la ampliación de las áreas de producción del sector ganadero del departamento de Beni legaliza la deforestación de los bosques, manifestaron expertos en tierras y medioambiente.

“Ese decreto (26075) lo que hace es legalizar la deforestación para una actividad que no beneficia al país en su conjunto, porque va a servir para la producción de carne destinada a la exportación a China, mientras estamos importando alimentos para los 11 millones de bolivianos”, aseguró a Página Siete el director de Productividad Biosfera Medio Ambiente (Probioma), Miguel Ángel Crespo.

El martes, el presidente Evo Morales aprobó la modificación del Decreto Supremo 26075, sobre Tierras de Producción Forestal Permanente, para ampliar las áreas destinadas al sector ganadero en Beni y Santa Cruz.

Crespo advirtió que esta decisión ampliará la frontera agrícola de forma legal, pero también incrementará la actividad ilegal de quema y tala de bosques.

“Hasta 2017, la Autoridad de Bosques y Tierras (ABT) calculó un promedio de 226 mil hectáreas deforestadas durante esa gestión, pero, a nivel internacional, de acuerdo con observatorios internacionales, se tienen datos de que en Bolivia se superaron las 420 mil hectáreas deforestadas el año pasado”, sostuvo el experto de Probioma.

El director de la institución declaró que esta decisión del Gobierno “condena a la destrucción la Amazonia, cuyas tierras tienen una vocación forestal, que de acuerdo con el plan de uso de suelos no son áreas para la producción ganadera ni agrícola”.

Una opinión parecida fue la del director del Instituto Seladis, de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), Roger Carvajal, quien afirmó que la modificación de este decreto supone un daño terrible a la Amazonia.

“Con esta deforestación estamos condenando a la Amazonia a su desaparición. La agricultura y la ganadería no es la mejor solución para el desarrollo de Beni, al contrario, su diversidad es tan grande que debía aprovecharse todo lo que es la biodiversidad de la selva”, manifestó.

Carvajal recomendó hacer uso de los “conocimientos ancestrales” de la región para sacar nuevos productos, “pero Bolivia no tiene un plan de bioeconomía. Hay que evitar esta deforestación, que hará que ya no haya agua en el occidente”, lamentó.

El gerente general de la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz), Javier Landívar, aseguró ayer que con la modificación al decreto de ampliación del área ganadera se corrige una norma mal planteada.

“Se está corrigiendo un error de hace 17 años, de que esas áreas sí pueden ser intervenidas porque no son bosques. Esto posibilita que Beni pueda hacer limpieza de campos, el desmalezado de pastura que ahora no se permite porque son consideradas de desmonte”, afirmó Landívar.

Pagina siete.