Experto: Bolivia debe evaluar la sostenibilidad de su modelo

El experto independiente de la ONU sobre deuda externa y derechos humanos Pablo Bohoslavsky planteó que Bolivia evalúe la sostenibilidad de su modelo económico apoyado en la explotación de hidrocarburos y buscar la diversificación de su matriz productiva.

El especialista finalizó ayer una visita de 10 días en Bolivia por invitación del Gobierno boliviano y dio a conocer en La Paz los “hallazgos y recomendaciones” preliminares de un informe que presentará completo en febrero del próximo año.

“Bolivia necesita evaluar la sostenibilidad económica del modelo de inclusión social, ya que éste sigue fuertemente asociado con el extractivismo. Incluso cuando el Gobierno ha comenzado a realizar esfuerzos para lograr la diversificación económica, esto está pendiente hace mucho tiempo”, señaló en una conferencia de prensa.

El experto advirtió que el proceso de diversificación se prolongó demasiado, lo que generó la vulnerabilidad de los ingresos fiscales frente a factores externos, tales como los precios internacionales del petróleo.

Para superar estas “vulnerabilidades”, Bohoslavsky recomendó diseñar una política industrial a largo plazo para “invertir fuerte y sistemáticamente” en ciencia y tecnología.

Logros y desafíos

En su análisis, el experto destacó el crecimiento económico del país en el periodo de 2005 a 2017, años en los cuales Bolivia pasó de ser una nación con ingresos bajos y un alto nivel de endeudamiento externo a ser una economía de ingresos medios

“El Gobierno boliviano ha basado su política económica en criterios como la redistribución del ingreso estatal mediante bonos sociales, políticas salariales en favor de los trabajadores menos favorecidos y la nacionalización de los hidrocarburos, que han hecho posible el incremento de las reservas internacionales netas (RIN)”, manifestó.

Sin embargo, Bolivia afronta “desafíos cada vez mayores” para mantener el nivel de ingresos fiscales y sostener los de inversión pública, que hasta el momento se basaron en políticas alternativas, las cuales consistieron en la utilización de reservas internacionales y los préstamos provenientes de externos.

“Bolivia continúa siendo uno de los países más pobres de la región y la promoción de la calidad de los servicios públicos y el acceso con igualdad de ellos siguen siendo desafíos”, aseguró.

El experto sugirió avanzar en la inclusión económica y laboral de las mujeres, ya que a pesar de los avances en la equidad de género que se alcanzaron, todavía existe una brecha importante en los ingresos de las mujeres con relación a los hombres.

Asimismo, recomendó que se mejoren los procedimientos para realizar consultas previas o estudios medioambientales, que tomen en cuenta a los habitantes de las zonas afectadas.

Pagina Siete.