Exigen destitución de coronel Raúl Grandy

La presidenta de la Asociación Nacional de Suboficiales, Sargentos, Clases y Policías (Anssclapol), Ruth Nina y la diputada del Partido Demócrata Cristiano (PDC), Norma Piérola, exigieron por separado, la destitución del Comandante departamental de Cochabamba, Raúl Grandy, por no cumplir la Constitución Política del Estado (CPE) y evitar los hechos violentos registrados ayer en Cochabamba.

Ayer cuando bolivianos enfrentaban a bolivianos, la gente que se mantenía al margen de los conflictos, a gritos pedía presencia policial para que evite esos enfrentamientos, pero vanos fueron los intentos.

Desde que iniciaron los conflictos en el país, luego de las elecciones del 20 de octubre, denunciaron que Grandy mostró parcialidad con los grupos afines del MAS.

“Le exijo que presente su renuncia al cargo de Comandante Departamental de la Policía. Le exijo que deje de humillar el uniforme verde olivo, mejor póngase la camiseta azul y ejerza su militancia del MAS con absoluta libertad”, expresaba una carta que la asambleísta Lizeth Beramendi, envió a Grandy el 30 de octubre.

En la carta la asambleísta aseguró contar con pruebas materiales y objetivas que muestran a Grandy permitir enfrentamientos entre cochabambinos. Además, en la misiva, nombra algunas situaciones que evidencian la posición a la que acusan al Comandante como resguardo a grupos violetos para desbloquear las calles y falta de intervención preventiva en los puntos donde se generan enfrentamientos.

A este pedido, se sumó la diputada de Unidad Demócrata (UD), Shirley Franco, que pide la renuncia de la autoridad policial si no muestra imparcialidad.

“Recordarle que debe conservar el orden público y defender a la sociedad boliviana. Lamentablemente está mostrando un rol testimonial, inactivo y permisivo con una serie de actos de violencia. Si no tiene la capacidad de cumplir su mandato constitucional que dé un paso al costado”, aseveró Franco.

En esa misma línea, tras lo ocurrido ayer en Cochabamba, Nina dijo: “Ha sido una masacre, a jóvenes sobretodo. Ya no solamente corresponde la destitución si no un proceso porque ya no se trata de omisión, sino de un delito. Los Policías no pueden romper la cadena de mando, no pueden actuar sin una instrucción del alto mando militar, por eso hacemos responsable al Gobierno, al Comandante General y a los Comandantes departamentales de todo lo que está pasando”, aseveró.

Piérola lamentó que la Policía no esté cumpliendo su rol establecido en la Constitución Política del Estado (CPE), de preservar el orden interno.

“Cuando se necesita apoyo no aparecen, por eso los jóvenes en Cochabamba, por iniciativa propia, han capturado a las personas violentas, para tratar de ponerlos a disposición de la justicia ordinaria”, explicó.

PASIVIDAD

Un grupo de mujeres que se dio cita en el Comando Departamental de Cochabamba pintarrajeó el predio con grafitis que decían “fuera Grandy”, en alusión al Comandante, quien hasta el cierre de emisión de este medio no brindó declaración alguna.

El Diario.

Publicidad
Abrir chat