Evo Morales y Carlos Mesa recorren dos regiones en busca de votos

El recorrido de zonas y el contacto con la población se volvió el común denominador en las estrategias de campaña de las organizaciones políticas. El presidente y candidato del Movimiento Al Socialismo (MAS) Evo Morales, realizó ayer una caminata en Tarija, al igual que su contrincante, Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana (CC), quien recorrió las calles de la ciudad de La Paz. Ambos con la meta de obtener respaldo a sus candidaturas que les garantice la victoria el 20 de octubre.

El candidato del oficialismo comenzó la caminata ayer en Tarija después del inicio de obras de asfalto de las calles del municipio de San Lorenzo, estaba acompañado por los candidatos a diputados y senadores de esa región. El recorrido se extendió hasta el medio y terminó en la plaza Luis de Fuentes, donde se comprometió atender las demandas a cambio les pidió garantizar con su voto los dos tercios en la Asamblea Legislativa.

“Hermanos saben que nuestro proceso es imparable, el día 20 de octubre de este año a la derecha le daremos un mazazo, se van recordar (…). Mi pedido con mucho respeto para ustedes que están acá, es hacer un esfuerzo nuevamente en el senado y diputados para tener dos tercios. Con eso se gobierna bien, nuestra campaña es para tener dos tercios en la Asamblea Legislativa Plurinacional”, afirmó Morales.

Las organizaciones políticas que encabezan las listas de preferencia decidieron paralizar la campaña electoral por una semana. Sin embargo, el partido oficialista continuó haciendo proselitismo en la entrega de obras y en la publicidad gubernamental.

El presidenciable de CC, Carlos Mesa, recorrió las principales zonas de la circunscripción 6 de la ciudad de La Paz, junto a los candidatos a senadores y diputados. Los simpatizantes se concentraron a la altura del cementerio La Llamita de la Periférica y concluyo en el monumento a Germán Busch.

El discurso del candidato inició con un minuto de silencio por la muerte de los tres bomberos en la localidad de concepción, quienes se trasladaron a esa región para sofocar los incendios. Además denunció la constante persecución por parte del Gobierno, lamentó que la justicia se haya convertido en opresor con sus aliados, el alcalde de La Paz, Luis Revilla y el gobernador de Tarija, Adrián Oliva.

“Las amenazas del MAS que han convertido perros de presa a los miembros del Ministerio Público, que cada día se parece a los paramilitares de García Meza. Determinaron la detención domiciliaria para Lucho Revilla y la amenaza contra Adrián Oliva (…) yo también tres procesos pendientes, disque con la privatización”, sostuvo el expresidente.

El Diario.

Publicidad