Evo Morales descarta estado de sitio pese a “muchos pedidos”

9

Después de 11 días de movilizaciones a nivel nacional, en protesta por los indicios de fraude electoral a favor del Movimiento Al Socialismo (MAS), el presidente Evo Morales aseguró ayer que no dictará “estado de sitio” en el país a pesar de que “tiene muchos pedidos del pueblo” para tomar esa decisión.

“Tengo muchos pedidos de estado sitio, que me disculpen, (pero) no va a haber estado de sitio”, aseveró Morales en contacto con radio Panamericana.

“No van a salir las Fuerzas Armadas a las calles”, agregó tajantemente a tiempo de felicitar el trabajo que realiza la policía boliviana para “resistir” a las agresiones y hechos violentos.

Sin embargo, horas antes el mandatario boliviano en alusión a las protestas de la ciudadanía en su contra y que exige nuevas elecciones, afirmó ante sus bases que “el primer golpe de estado” del martes “fracasó” y aseguró que ayer “se convocan otra vez” e intentarán hacerlo rodeando la denominada “casa grande del pueblo”.

En horas de la noche, hubo una violenta gasificación, entre policías y manifestantes, después de participar estos del Cabildo Nacional, que afectó no solo a los jóvenes que estaban en la marcha sino también a niños y adultos mayores que circulaban por el centro de la ciudad de La Paz.

La movilización no solo se realizó en la ciudad de La Paz, si no fue a nivel nacional ya que en ocho de las nueve ciudades capitales y ciudades intermedias realizaron multitudinarios cabildos exigiendo la renuncia de Evo Morales y Álvaro García.

Sin embargo, Morales dejó en claro que no renunciará a la presidencia del país y que tampoco se permitirá que haya un golpe de Estado en el país.

“No va a haber renuncia de Evo Morales, no va a haber golpe de estado. La mejor forma de defender la democracia es que haya libre trabajo, respetar el voto, que reflexionen”, afirmó.

El Diario.