Evo Morales anuncia la reprogramación de deudas de familias damnificadas por deslizamiento

El presidente Evo Morales realizó esta mañana la tercera entrega de departamentos en la zona Huajchilla a los damnificados por el deslizamiento ocurrido en la zona Inmaculada Concepción de La Paz y anunció la reprogramación de deudas de las familias damnificadas por el deslizamiento.

«El dolor sigue porque perder todo en un segundo es sufrimiento. Es difícil, pero en vez de estar viviendo en carpas es mejor estar bajo el techo de una casa», dijo Morales en el acto preparado para la ocasión.

Según indicó el mandatario son siete departamentos los que se están entregando esta jornada, ubicados en el condominio Pacha en la zona Huajchilla del municipio de Mecapaca a 28 kilómetros de la sede de Gobierno.

Cada departamento tiene tres dormitorios, cocina, baño, sala y comedor, al igual que los otros 14 entregados en el mismo condominio el lunes y los cuatro en el condominio Wiphala en la ciudad de El Alto otorgados ayer, martes.

El Presidente reiteró que los departamentos son una «donación» en reconocimiento al esfuerzo que hicieron las familias que perdieron todo en el deslizamiento ocurrido al mediodía del 30 de abril. Señaló que acceder a un departamento no significa que las familias que deseen recuperar su terreno en el lugar del desastre lo hagan, pues la Alcaldía de La Paz anunció la estabilización del terreno.
Al margen del departamento, cada familia recibió una cocina, una garrafa, un televisor, un equipo de sonido, DVD, una lavadora, un colchón y frazadas, además de verduras a cargo de la comunidad de Mecapaca.

El jefe de Estado anunció que se reprogramarán los créditos de las familias damnificadas y dijo que los bancos públicos y privados deberán entender la situación de emergencia.

«Es un pequeño aporte del pueblo boliviano, antes qué atención había, nada, inundaciones en Beni no había plata para atender, convocamos a embajadores, organismos internacionales», recordó.

Recomendó al Ministerio de Educación agilizar los trámites de las transferencias de los estudiantes para que concluyan sus estudios cerca de su nueva vivienda.

Por su parte, las familias beneficiadas con los departamentos, quienes recibieron las llaves de su nueva morada, agradecieron al mandatario y derramaron lágrimas de emoción.

«Ahora veo que usted no se ha olvidado de nosotros, gracias a usted, por eso infinitamente le agradezco de por vida le estaré agradecida», dijo una madre de familia que ingresó a su nueva vivienda.

El deslizamiento dejó en la calle al menos a 180 familias las que viven en dos campamentos y poco a poco van ubicándose en sus nuevas viviendas, resultado de la gestión del Gobierno.

Pagina Siete.