Es un proceso electoral atípico

Este es un proceso electoral completamente atípico en todo sentido. Atípico desde la realización de las elecciones primarias, pasando por la habilitación que hizo el Tribunal Supremo Electoral y el Tribunal Constitucional a una candidatura que fue vetada por el voto popular.

Además con una campaña muy débil, es decir, un proceso manchado desde el principio por denuncias de todo tipo, por ejemplo, personas que aparecieron como militantes de partidos que marcaron desde un comienzo un proceso electoral atípico.

En ese marco, preocupa ese tipo de declaraciones que no son aisladas porque se presentan de un lado y de otro el sentimiento de la ciudadanía porque hay muchos que ni siquiera están de acuerdo con este proceso electoral.

Entonces, veo esas posturas como parte de algo que esperemos no lleguemos a mayores el 20 de octubre, aunque no sabemos con exactitud qué es lo que va a suceder, pero sí podemos decir que el país está tensionado.

Además, debemos recordar que en elecciones pasadas, mientras se acercaba el día de las elecciones, los conflictos disminuían para dar una apariencia de tranquilidad a Bolivia, pero hoy vemos un escenario diferente que no se veía desde 1985 cuando tuvieron que adelantar las elecciones para evitar una convulsión y crisis social.

Ahora en cambio vemos que mientras más se acercan el día de las elecciones más conflictos sociales se ven y escenario es preocupante.

Publicidad