Error de fiscal es aprovechado por Carlos Mesa, que pide investigar a Carlos Romero

Una muchedumbre esperaba al exmandatario en puertas de la Fiscalía. El candidato de CC se acogió a la Ley 044 para no declarar ante una fiscal de materia. El excoronel Gonzalo Medina afirmó que no conoce a Carlos Mesa

El error de la Fiscalía de convocar al expresidente Carlos Mesa para que responda por el caso Camargo Correa fue aprovechado hábilmente por el actual candidato de Comunidad Ciudadana (CC) para sacar rédito político frente a sus bases, con una movilización organizada en puertas del Ministerio Público. Después, también informó de que presentó un memorial en la Fiscalía de Santa Cruz pidiendo que se amplíe la investigación contra el ministro de Gobierno, Carlos Romero, por el caso Medina.

“Un hecho político tiene que tener una respuesta política de manera legítima, y no encuentro ninguna razón para que las personas que quieran expresar su simpatía, solidaridad y apoyo no puedan hacerlo. Nosotros estamos siendo sometidos a una persecución a través del sistema judicial y el Gobierno tiene el descaro de decir que yo estoy presionando al sistema judicial”, afirmó el expresidente en conferencia de prensa. Mesa había sido citado a la Fiscalía para responder sobre el caso 182/2019 en el que figura como denunciante la Asamblea Legislativa y que se refiere al caso Camargo Correa. Este es el segundo proceso derivado de la investigación de Lava Jato.

Por el primero, hay dos personas detenidas. El caso que involucra a Mesa estaba en investigación y ayer la fiscal Markelin Zambrana dijo que convocaron a Mesa en calidad de testigo y no de sindicado. Informó de que se investigan todos los movimientos inusuales que tienen los involucrados. Carlos Mesa fue el primer convocado por ese caso.

La transacción sospechosa a la que hace referencia la fiscal es un depósito de $us 30.000 hecho en 2009 por el excoronel Medina a la cuenta de Mesa. El expresidente asegura que fue por la venta de un departamento de su padre. Sin embargo, eso no lo dijo ante la representante del Ministerio Público. Mesa presentó un memorial de excepción de incompetencia a la fiscal Zambrana y así evitó declarar. Mesa argumentó que la Ley 044 especifica claramente quiénes pueden ser juzgados e investigados por esta norma. Se trata de la Ley para el juzgamiento de altas autoridades del Estado y beneficia a los sindicados con un juicio de privilegio, un ‘caso de corte’. Afuera de la Fiscalía, Mesa reivindicó su derecho a solo ser interrogado por el fiscal general del Estado.

El abogado Williams Bascopé explicó que una fiscal de materia no podía tomar una declaración a un expresidente si el supuesto delito se cometió en el ejercicio de sus funciones, como ocurre con el caso Camargo Correa.

El ministro de Comunicación, Manuel Canelas, en una conferencia de prensa ofrecida en horas de la mañana, recordó que el candidato de CC ingresa en contradicciones en sus declaraciones (sobre el precio en que vendió el departamento de sus padres y el dinero que recibió de Medina), que debería explicar todo y no recurrir a la presión de sus bases sobre la justicia. Aseguró que no se trata de una persecución política cuando hay hechos que involucran al exmandatario.

Para el ministro Canelas, la investigación que realizan las autoridades podrá establecer si el dinero que recibió Mesa corresponde a delitos de narcotráfico, pero que en este momento se espera una explicación clara del aludido. Dijo que, probablemente, Mesa haya incurrido en evasión impositiva, ya que dio diferentes cifras sobra la venta del departamento de su padre: comenzó con $us 30.000, luego bajó a $us 19.000 y finalmente dijo que fue por $us 55.000, pero que se anotó el valor catastral. Aseguró que en 2009, el valor catastral de ese departamento de dicho inmueble era de $us 29.000.

Ampliación

Después de evitar declarar, en su conferencia de prensa, informó de que, en la mañana, había presentado un memorial ante la Fiscalía de Santa Cruz solicitando que se amplíe la investigación en contra del ministro de Gobierno, Carlos Romero, por las supuestas acciones que tomó para favorecer al excoronel Gonzalo Medina. Además, pidió que se cite a la diputada Susana Rivero y recordó que, el día de su denuncia de los depósitos, ella insinuó que el exoficial estaba involucrado en actividades de narcotráfico desde entonces.

La respuesta de la diputada Rivero no se dejó esperar y, apelando a su cuenta en Twitter, lanzó un video en el que afirma que se presentará donde sea convocada y tildó al exmandatario como “chicanero, mentiroso y cobarde”. Recordó que ella se enteró hace 15 días de los vínculos de Medina con el narcotráfico, “no tengo nada que ocultar, usted tiene mucho para explicar y por lo visto se está haciendo el loco”, refirió.

Para el expresidente, el Gobierno está utilizando todo su poder para desviar la atención y vincular una transacción comercial con una actividad ilícita y que fracasarán al igual que en los casos de misiles, Odebrecht y ahora con narcovínculos. En Santa Cruz se informó que el excoronel declaró que nunca conoció a Carlos Mesa, aunque reconoció la compra del inmueble en varios pagos. Mesa en su conferencia descartó que Medina hubiera desempeñado algún cargo como escolta u oficial de seguridad cuando era vicepresidente y luego presidente.

La movilización

La declaración fallida le sirvió a Mesa para darse su primer baño de masas como candidato. Afuera de la Fiscalía los chalecos verde y naranja empezaron a multiplicarse y bloquearon la calle Potosí donde se encuentran estas oficinas. Los estribillos de “Evo, Zapata, dónde está la plata” o “Mesa presidente” empezaron a corearse con otras arengas que lanzaban insultos contra los dos primeros mandatarios del país. Los asistentes no pararon de lanzar sus arengas durante los 90 minutos en que su candidato estuvo dentro de las oficinas de la Fiscalía. Cuando este salía de esas instalaciones, la muchedumbre se abalanzó y ocasionó empujones. Finalmente, una improvisada tarima sirvió al candidato para arengar a sus bases. Condenó las declaraciones de las autoridades del Ejecutivo y dijo que el Gobierno está asustado por el resultado de las elecciones. Afirmó que el Ejecutivo está involucrado con el narcotráfico y que por eso es el ataque en su contra.

El Deber