Envibol ofrecerá envases de vidrio hasta 15% más baratos

La fábrica estatal de Envases de Vidrio de Bolivia (Envibol) ofrecerá sus productos hasta 15% más baratos que la competencia con el fin de romper el monopolio que hay en el rubro, aseguró el gerente, Oscar Sandy. Un equipo uruguayo dirigirá las operaciones hasta diciembre para capacitar al personal nacional.

La construcción de la estatal –entregada el pasado viernes en la localidad chuquisaqueña de Zudañes– fue anunciada en mayo de 2015, pero las obras se iniciaron en 2016. La inversión fue de 56,9 millones de dólares destinados a la construcción de la infraestructura, al equipamiento y a un pequeño capital de operaciones.

“Todos los productores nacionales que utilizan envases de vidrio están felices con esta iniciativa porque tienen una alternativa más. No hay nada mejor en el mercado que poder competir, porque hace que se mejore el producto y los precios para los clientes. El usuario no tiene que estar sujeto a un proveedor que tiene el monopolio del mercado y le falla, o le hace subir el precio cuando quiere. Los clientes están felices porque hasta ahora tenían que importar o comprar del único fabricante que había en Bolivia”, sostuvo Sandy en una entrevista con el canal estatal.

Indicó que para entrar con éxito en el mercado los productos tendrán precios entre 10% y 15% más baratos que los de la competencia, dependiendo del tamaño, capacidad o calibre del envase. Sostuvo que los precios bajos son posibles debido a que se trata de una producción automatizada que bajó la cantidad de personal necesario.

“Por ejemplo una botella de cerveza de Envibol cuesta 1,80 bolivianos mientras que la de la competencia cuesta 2,20. Claro que todos los costos varían dependiendo de los productos”, manifestó Sandy.

Para equipar y poner en marcha la planta –explicó el gerente– llegaron al país expertos en el rubro de la India, Italia, Argentina, Uruguay y Francia, entre otros países que fueron los proveedores de los equipos de la planta. Este personal transfirió sus conocimientos sobre el funcionamiento de cada componente.

“Lo que estamos haciendo ahora es contratar la operación y funcionamiento de la planta a la asociación 29 de abril, que es un equipo de trabajadores que tienen una industria en Uruguay. Hasta el 31 de diciembre ellos se quedarán con nosotros transmitiendo todas las habilidades de operación (…) después evaluaremos si nuestra gente tiene las habilidades en la operación para continuar solos”, dijo.

Pagina Siete.

Publicidad