Entregan el sistema de radares Sidacta luego de cinco años

Luego de cinco años, el presidente Evo Morales entregó ayer la primera fase del Centro de Comando y Control del Sistema Integrado de Defensa y Control de Tránsito Aéreo (Sidacta) en la ciudad de Cochabamba. El proyecto, que fue ejecutado con una inversión de 191 millones de euros, en los próximos meses trabajará con 13 radares de uso civil y militar, entre otras estructuras.

“Ahora sí, estamos avanzando a paso firme para, como Bolivia y sus Fuerzas Armadas, sentar esta soberanía aérea para el control correspondiente”, manifestó Morales en el acto realizado en el Comando de Seguridad y Defensa del Espacio Aéreo.

Según el ministro de Gobierno, Carlos Romero, con este nuevo sistema se podrá monitorear y mejorar la lucha contra el narcotráfico, evitando el viaje de avionetas que internan y sacan droga hacia los países vecinos.

Explicó que el centro de comando y control del Sidacta está enlazado con el satélite Túpac Katari y un enlace terrestre alterno de fibra óptica de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel). Además, cuenta con salas de control de radares civiles y militares, salas de crisis y capacitación, un centro de excelencia y un centro de formación de control aéreo, entre otros ambientes.

El mandatario agregó que el Gobierno nacional trabaja “profundamente” para tener una sola estructura institucional para el control de tráfico aéreo, con participación estatal y civil, que fundamentalmente esté a cargo de la Fuerza Aérea Boliviana.

Dijo que la Fuerza Aérea Boliviana debe liderar el proyecto porque tiene recursos humanos que “son expertos y han estudiado para eso”, sostuvo. Recomendó, además, que nuevos oficiales y sargentos acumulen experiencia para el control y la vigilancia del tráfico aéreo.

El coordinador general del proyecto Sidacta, Luis Ricardo Gómez, explicó que ese sistema tiene cinco radares instalados en los aeropuertos de La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Trinidad y Tarija “y el radar militar Verde en Carmen Rivero”, añadió. Agregó que la infraestructura cuenta, además, con cuatro centros de aproximación APP en los mismos departamentos y que siete radares militares están fabricados, incluyendo un radar móvil.

Entrega con retraso

Plazo El senador Óscar Ortiz lamentó que el proyecto de radares se haya postergado por cinco años, siendo que el proceso comenzó en 2014 y en agosto de 2016 se firmó su compra por $us 221 millones.
Empresas El contrato fue firmado con la empresa francesa Thales Air System, cuyo intermediario es el empresario venezolano Carlos Gill, magnate de negocios con el MAS.

Pagina Siete

Publicidad