En 73 días, el Arenavirus dejó 3 muertes y aún buscan al vector

Luego de un viaje de trabajo en una comunidad de Guanay, el 29 de abril, Macario Gironda, de 65 años, presentó los primeros síntomas del Arenavirus. Casi dos semanas después, el hombre perdió la vida a causa de este mal en Caranavi. El agricultor es considerado el caso “0” del virus.

Desde este hecho hasta el 10 de julio, cuando murió la tercera víctima, pasaron 73 días y la infección cobró la vida de tres personas. Hasta la fecha se desconoce el tipo exacto del Arenavirus.

El paciente “0” contrajo el virus por un contacto con el roedor transmisor que pertenece a la familia Calomys. Según los expertos y el Ministerio de Salud, este vector sólo habita en un ambiente selvático y no tiene la capacidad de vivir en zonas urbanas.

El 11 de mayo, Gironda fue atendido por la médico interna Ximena Cuéllar, en Caranavi. Días después, el 20 de mayo, la profesional comenzó a presentar los síntomas, pero siguió trabajando. El 24 de mayo le permitieron descansar en su habitación, donde permaneció sin recibir atención médica.

El 27 de mayo, Cuéllar fue internada en el Hospital de Caranavi y, después de conseguir una ambulancia, el 2 de junio, fue traslada e ingresada al Hospital de Gastroenterología de La Paz, donde perdió la vida dos días después.

Martha Alípaz, madre Cuéllar, denunció por homicidio culposo a la directora del Hospital de Caranavi, Adela Limachi, y a la jefa de médicos internistas, Raquel Ticona.

Entre el 2 y el 4 de junio, los doctores que la atendieron –Gustavo Vidales y Marco Antonio Ortiz– se contagiaron de la enfermedad. Entre el 20 y 21 de junio, ambos galenos fueron internados, en un principio, en el hospital Arco Iris de Villa Fátima.

El primero fue trasladado a la unidad de terapia intensiva del Hospital Obrero, donde falleció el pasado 10 de julio. El segundo ingresó a la Caja Petrolera de Salud, donde se encuentra internado hasta la fecha. Según un comunicado del Ministerio de Salud, tiene una evolución estacionaria y se encuentra con “con sesiones de hemodiálisis”, ante la falla de sus riñones.

El agricultor Hilarión Flores, de 21 años, es otro de los pacientes con Arenavirus, convivió con Gironda. El joven presentó los síntomas y fue trasladado al Hospital Juan XXIII; se recuperó favorablemente. El 4 de julio fue dado de alta. Otros tres pacientes también fueron internados en La Paz como casos sospechosos, pero días después fueron descartados gracias a los resultados de laboratorio.

“Se dio de alta a dos pacientes que se consideraban casos sospechosos pero presentaron una evolución favorable. Sobre el caso de la tercera persona, se descartó el Arenavirus, pero se confirmó –por laboratorio- un diagnóstico de dengue”, dijo la ministra de Salud, Gabriela Montaño.

La anterior semana, el Gobierno confirmó que el brote era causado por un tipo de Arenavirus, cuya sepa exacta aún se desconoce .

Montaño aseguró el resultado del primer examen que se realiza para identificar el tipo específico de virus llegará en el transcurso de los siguientes días. El análisis es realizado por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Atlanta (EEUU).

Mientras tanto, a Caranavi se enviaron dos equipos de expertos para identificar al vector que transmite el virus. La ministra de Salud informó que hasta la fecha no se identificó al roedor portador del Arenavirus.

“Se capturaron roedores en nueve sectores de Caranavi y Guanay. No se detectó al Calomys; pero se capturaron vectores de otros géneros como oligoryzomys, orizomis, rattus y marmoza”, dijo e indicó que continuarán con los estudios.

Situación delicada

Detalle La directora General de la Caja Petrolera de Salud, Margarita Flores, informó que la situación del doctor Marco Antonio Ortiz es delicada. Según una nota del Ministerio de Salud, el cuadro clínico del médico es “bastante delicado y desde el sábado pasado su situación empeoró con algunas fallas orgánicas, como la función renal y hepática. Según Flores, últimamente se ha detectado un foco séptico pulmonar. “Esto complica el cuadro clínico del paciente”, dijo.
Cuidados Flores desmintió que los profesionales en salud no cuenten con las medidas de bioseguridad necesarias. “Se ha dotado de un stock de implementos de bioseguridad del nivel cuatro, estamos controlando y vigilando que se cumplan dichas medidas”, aseguró. “Es totalmente falso que no se haya dotado de los medios de bioseguridad al personal de salud y a la familia de nuestro paciente. Inicialmente teníamos un stock de insumos, posteriormente el Ministerio de Salud nos dotó con otro y ahora estamos adquiriendo otro (lote), para prevenir eventualidades”, explicó.
Protesta El presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea, dijo que la situación de los profesionales es lamentable. Aseguró que en el Hospital de Clínicas no se cuenta con un tomógrafo de última generación ni con un equipo de Rayos X.

Pagina Siete.

Publicidad