En 4 zonas de alto riesgo se alzan casas de hasta 3 pisos

Construcciones de tres pisos o incluso más se erigen en cuatro de las 36 zonas de alto riesgo en La Paz. Este medio visitó Agua de la Vida, San Antonio, Villa Armonía y Santa Bárbara, donde los vecinos aseguraron que no sabían que sus inmuebles se levantaban en terrenos peligrosos.

Ante esa situación, el alcalde Luis Revilla lanzó ayer “¿Sabes si vives en una zona de riesgo?”, un plan para que los vecinos identifiquen en qué tipo de zonas viven y, de forma conjunta, tomen medidas de prevención. El burgomaestre invitó a los ciudadanos a visitar y revisar el mapa de las 36 zonas de riesgo (Ver infografía).

En Agua de La Vida, una de las 36 zonas rojas de La Paz, se edificaron inmuebles de hasta tres pisos. “Construí mi casa hace cinco años y no tenemos ningún problema”, declaró Enriqueta, una de las vecinas. “Cuando compré el terreno, no sabía que era una zona roja. Además, no vi rajaduras en las casas de mis otros vecinos”, añadió.

Una situación similar ocurre en el cerro Santa Bárbara, en la parte superior de la céntrica avenida Simón Bolívar. En este sector, las construcciones se elevan a más de tres pisos pese a que hace más de 10 años allí se registró un deslizamiento.

En San Antonio, en el ingreso a Pampahasi, uno de los inmuebles tiene cuatro niveles que van desde la parte baja del talud hasta la avenida principal Octavio Campero. Esta vía se hundió hace varios meses y la Alcaldía de La Paz ejecuta un sistema de drenaje subterráneo por 4,2 millones de bolivianos para estabilizar el sector.

Una cuarta área roja se encuentra en Villa Armonía. En varios lugares de esta zona, hay viviendas que presentan rajaduras; no obstante continúan las construcciones.

“Como Gobierno Municipal nos corresponde identificar las áreas de riesgo y llevar adelante obras de infraestructura, destinar recursos públicos y disminuir la situación de riesgo. Pero también está claro que hay una responsabilidad ciudadana respecto a dónde ubicamos nuestras viviendas; y a asumir medidas en nuestras propiedades para mitigar esta situación”, declaró ayer Revilla.

Según el burgomaestre, el municipio de La Paz es susceptible de sufrir deslizamientos por la gran cantidad de ríos subterráneos, vertientes naturales y la mala calidad de suelos, en especial en el área urbana.

La Comuna comenzó con la ejecución de varias obras de prevención. “En varias de las 36 zonas del mapa de riesgos, hacemos intervenciones y obras de prevención estructural, pero también necesitamos que los propios vecinos -al interior de sus predios y en relación a sus construcciones- también asuman algunas determinaciones que ayuden a reducir la situación de riesgos”, añadió el Alcalde.

Trabajos de estabilización

El Gobierno Municipal de La Paz destinó este año 140 millones de bolivianos a la estabilización de estas zonas de riesgo. “Este monto se incrementará en la medida que podamos conseguir más recursos”, aseguró Revilla. Estos fondos, explicó, buscan mitigar los riesgos en las áreas pobladas.

La primera autoridad edil sostuvo que la mayoría de estas zonas en alto riesgo están consolidadas, es decir, que allí construyeron varias viviendas.

Entre algunos de estos lugares están San Antonio, Cota Cota y Las Carmelitas. “Tuvieron planimetrías aprobadas y por ello se priorizó la intervención”, concluyó el Alcalde.