En 2 meses de gobierno, Jeanine Añez aprobó 3 medidas de impulso al empresariado

40

En sus dos primeros meses de gobierno, la presidenta Jeanine Añez aprobó tres medidas para impulsar la actividad del empresariado: la liberación de las exportaciones, la rebaja de las tarifas elécticas y la liberación de aranceles para los autos eléctricos.

Unos días después de haber asumido la Presidencia, el 2 de diciembre, Añez anunció que iban a ser eliminados los cupos de exportación impuestos durante el gobierno de Evo Morales, una medida que fue tomada en su momento para garantizar el abastecimiento del mercado interno, pero que puso en aprietos a los sectores productivos.

La restricción a las exportaciones fue una decisión que Morales adoptó en 2008, por la cual el sector productor de alimentos, principalmente, tuvo que solicitar cupos para llevar su producción a mercados del exterior.

Las pérdidas causadas a la agroindustria boliviana con la implementación de esta medida fueron calculadas por el Gobierno actual en al menos 4.000 millones de dólares desde 2008.

“Era importante tomar medidas económicas de impacto inmediato y profundo: ratificar el tipo de cambio fijo, abrir las exportaciones, reducir las tarifas eléctricas a los industriales y llevar el 10% del PGN (Presupuesto General de la Nación) a la salud, sin incrementar el presupuesto, sino redistribuyendo el gasto de manera eficiente”, opinó el analista financiero Jaime Dunn.

Con la liberación de las exportaciones, el Gobierno prevé generar un ingreso adicional de hasta 400 millones de dólares hasta fin de año, gracias a la comercialización irrestricta de todos los productos emergentes de la agroindustria nacional, comunicó el ministro de Desarrollo Productivo, Wilfredo Rojo.

Rebaja de las tarifas eléctricas

Una semana después del anuncio de la liberación de las exportaciones, el ministro de Energías, Rodrigo Guzmán, comunicó que, por mandato de la Presidenta, el Gobierno decidió ejecutar una rebaja de hasta el 50% en las tarifas de electricidad, con énfasis en los consumos altos, de manera que uno de los sectores más beneficiados con la medida fue el industrial.

“Todo lo que tenga que ver con la energía es muy importante para la población, pero también para las industrias. Si tenemos un sector industrial que es abastecido de energía de manera adecuada y a precios racionales, eso es algo muy importante, además de que es un alivio para las arcas de las industrias”, manifestó en su momento el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Rolando Kempff.

Para Dunn, el recorte en la escala tarifaria tendrá un impacto en el sector empresarial, ya que “cualquier ahorro a los industriales, como el tema de tarifas eléctricas y otros, impactará en mayor inversión y empleo”.

Juan Antonio Morales, expresidente del Banco Central de Bolivia (BCB), comentó que “ya era momento de dar más espacio y oportunidades al sector privado empresarial”, aunque consideró que para tener medidas estructurales y de mayor impacto se debe esperar la conformación del próximo Gobierno.

“Las principales medidas tendrá que tomarlas el Gobierno que salga de las elecciones. Muchas de esas medidas exigen consensos y la legitimidad que da un Gobierno electo”, manifestó el extitular del BCB.

Por último, se encuentra la liberación de los aranceles para los autos eléctricos de fabricación nacional, una medida que llenó el vacío legal referido a la tramitación de documentos para vehículos hechos en Bolivia.

De esa manera, con el Decreto Supremo 4114, se modifican las alícuotas del gravamen arancelario y del Impuesto a los Consumos Específicos (ICE), aplicable para el mercado interno y a la importación, para vehículos propulsados por motor eléctrico.

El economista Morales manifestó que la normativa aprobada es correcta, aunque la industria a la que alcanza es incipiente.

“La liberación de aranceles para autos eléctricos está bien, pero ese sector industrial tiene todavía una escala muy pequeña”, afirmó el expresidente del ente emisor, en referencia a que la única planta automotriz en el país es la de Quantum, ubicada en la ciudad de Cochabamba.

Sobre el tema, el gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, señaló que las tres medidas aprobadas por la Presidenta eran necesarias para aplicarlas en el corto plazo, para beneficio de la industria nacional.

“Estas son señales que van sembrando esperanza en el camino, para que el próximo Gobierno adopte medidas estructurales, para que en Bolivia sea más fácil invertir, producir y exportar”, aseguró a Página Siete el principal ejecutivo del IBCE.

Simplificación de trámites y alivio impositivo para las empresas

En su discurso del 22 de enero, la presidenta Jeanine Añez instruyó la simplificación de trámites para la creación de empresas, además de que el Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) termine con la “extorsión” a las compañías.

“Mirando el futuro, he instruido que se simplifiquen los trámites para crear nuevos emprendimientos en el país. Actualmente, crear una empresa nos demanda 45 días de burocracia”, declaró la mandataria en su discurso.

Con el nuevo sistema que implementará el Gobierno, el trámite para la conformación de nuevas compañías demorará como máximo 72 horas y podrá realizarse en línea.

En su alocución del feriado en conmemoración a la creación del Estado Plurinacional de Bolivia, Añez ordenó que el SIN elimine “esa práctica de persecución y extorsión a los bolivianos” en lo que respecta al cobro de los impuestos.

La Presidenta agregó que su gobierno promoverá el turismo, no sólo como una forma de mostrar “nuestro bello país y su gente”, sino como una manera de “generar ingresos y nuevas oportunidades de trabajo” para los bolivianos.

Uno de los sectores más afectados por las decisiones diplomáticas del gobierno del MAS fue el turismo, con la solicitud de visas a ciudadanos de Israel y Estados Unidos.

A poco de asumir el poder, Añez normalizó relaciones con esos países y eliminó los visados en favor del turismo.

El alza salarial

Negociación El gobierno de Añez anunció que para definir el incremento salarial de la gestión, por primera vez se tendrá una negociación tripartita entre las autoridades del nivel central, los trabajadores y los empresarios, en virtud de las disposiciones de la Organización Internacional del Trabajo.
Experiencia En los 14 años de gobierno del MAS, la definición del incremento fue resultado de las negociaciones entre las autoridades del Ministerio de Economía y los dirigentes de la Central Obrera Boliviana (COB), una negociación que en ningún caso incluyó la posición del empresariado.

Paginan Siete.

También podría gustarte
Abrir chat
Powered by