Elsner Larrazábal no pudo retornar hoy al país, mantiene condición de refugiado político en Perú

0

Elsner Larrazabal, el líder cívico de Achacachi, no pudo abordar el avión que le debía traer de retorno al país tras permanercer dos años en el exilio, debido a problemas de papeles migratorios.

«Con un gran dolor en mi corazón debo informar que Migración no nos dejó abordar el avión (…). Se necesita una autorización especial por mi condición de refugiado político», informó en horas de la madrugada de este viernes, desde Perú.

Larrazábal debía aterrizar hoy en el aeropuerto internacional de El Alto.

«Me disculpo públicamente con todos mis hermanos que esperan nuestra llegada, deseo con todas mis fuerzas retornar a mi amado país, pero debo ser respetuoso de las normas del país que nos otorgó este privilegio», acotó.

Horas antes conversó vía telefónica con Página Siete y manifestó la emoción que sentía de poder retornar a Bolivia.

«Son casi dos años que yo estoy fuera del país, más seis meses que he estado en la cárcel de San Pedro. Son tres años prácticamente que me han quitado de vida al lado de mis seres queridos, el Movimiento Al Socialismo a la cabeza de Evo Morales», remarcó.

En horas de la mañana Larrazábal tenía programado brindar una conferencia de prensa en el centro político del país, la plaza Murillo, y posteriormente solicitar una audiencia con la presidenta Jeanine Añez.

Ya en horas de la tarde pensaba sostener una reunión con dirigentes de diversos sectores de la población, a fin de iniciar un proceso de unidad de cara a las elecciones Generales de 2020, pero con alianzas de sectores sociales.

Sobre su condición de «perseguido político», dijo que se acogerá a la norma recientemente promulgada por el gobierno, respecto a las garantías para que los afectados retornen a Bolivia.

«Me acogeré al Decreto Supremo de la presidenta (Jeanine Añez) para perseguidos políticos. Confiamos en este gobierno de transición, reconocemos a este gobierno de transición y estamos viendo que está dando buenas señales de retorno a la democracias», agregó Larrazábal.

Y celebró la liberación de dirigentes como Franclin Gutiérrez presidente de Adepcoca, que permaneció preso más de un año sin pruebas en su contra.

El líder de Achacachi también manifestó que ve con beneplácito que se esté cumpliendo con las dos tareas encomiendas por la población: uno, la pacificación del país y la convocatoria a nuevas elecciones.

«Estamos retornando a Bolivia para apoyar a que esa pacificación se mantenga (…) y retornemos plenamente a la democracia», indicó.

En 2017 Larrazábal dirigió las movilizaciones en contra del entonces alcalde masista, Edgar Ramos, por actos de corrupción.

Durante las protestas, fue acusado sin elementos de convicción por el presunto secuestro del poncho rojo Modesto Clares y entonces fue recluido durante seis meses en la cárcel de San Pedro, de dónde salió en abril de 2018.

Un mes después tuvo que salir de Bolivia luego de declarase perseguido político.

Tras comprobar persecución, el gobierno del Perú concedió el refugio político al líder de Achacachi, quien aún no puede retornar al país.

Pagina Siete.

También podría gustarte