El Supertanker y el Ilyushin se van tras realizar 215 vuelos

Los dos aviones bomberos más grandes del mundo, el Boeing 747-400 Supertanker y el ruso Ilyushin, realizaron 215 vuelos para aplacar los incendios en la Chiquitania. Después de casi un mes de trabajo, ambas naves se retirarán del país hoy y mañana, respectivamente.

“El Supertanker operó desde el 26 de agosto con 154 vuelos y el avión Ilyushin comenzó su trabajo el 10 de septiembre con un total de 61 vuelos. Ambas aeronaves se replegarán el jueves y viernes a sus ciudades de origen”, informó ayer el viceministro de Defensa Civil, Óscar Cabrera, según ABI.

El Supertanker se replegará a California, Estados Unidos, mientras que el Ilyushin se dirigirá a Moscú (Rusia) luego de un acto de despedida previsto para hoy en Santa Cruz. Entre las comunidades en las que operaron las dos aeronaves están San José de Chiquitos, Puerto Suárez, Concepción, San Ignacio, San Matías, San Rafael y San Antonio de Lomerío.

Bolivia no sólo contó con las operaciones de los dos aviones más grandes del mundo, sino también con helicópteros de gran capacidad, tales como el canadiense de doble hélice Chinook, con una descarga de 12.000 litros de agua, y los dos Sikorsky, cada uno con capacidad para transportar 4.000 litros de agua

“Los Sikorsky ya se han replegado y el Chinook permanecerá unos días más en el país, en el marco de un trabajo de vigilancia y control”, indicó Cabrera.

El Gobierno nacional dispuso de otros helicópteros de menor capacidad de transporte, además de siete avionetas y 260 vehículos para transporte de bomberos, 56 camiones cisterna y 26 ambulancias.

Según el reporte de la Gobernación de Santa Cruz, el incendio devoró 3,9 millones de hectáreas en la Chiquitania. De este número, las áreas de bosques representan un 70%. En todo el país la cifra se eleva a cinco millones de hectáreas.

Agradecimiento

El presidente Evo Morales agradeció ayer el esfuerzo de los más de 4.500 voluntarios civiles y extranjeros, bomberos, policías, militares y representantes de al menos 196 instituciones, además del apoyo de 15 países que trabajaron por más de 45 días para apagar en su totalidad los incendios forestales en esa región chiquitana.

Los últimos incendios fueron extinguidos el domingo pasado, luego de un arduo trabajo ejecutado con la logística estatal que desembolsó al menos 23 millones de dólares, según autoridades del Gobierno. Esa logística permitió sofocar los 8.461 focos de calor registrados el 17 de agosto, fecha en la que el Gobierno intervino con dos helicópteros que extinguieron el punto de fuego en la comunidad de Chochis.

El Gobierno aseguró que financiará el 100% de los proyectos para la construcción de represas, pozos, atajados y otros en áreas afectadas.

Pagina Siete.

Publicidad