El Presidente admite el uso de obras públicas en campaña

Las palabras que el presidente Evo Morales pronunció ayer, en la entrega de una unidad educativa en el municipio tarijeño de Padcaya, dejaron en evidencia que el mandatario usa la entrega de obras construidas con los recursos del Estado como parte de su campaña política rumbo a las elecciones generales previstas para el 20 de octubre.

El mandatario pidió al alcalde de Padcaya, Roger Farfán, acelerar la construcción de un centro de salud para que sea entregado antes de octubre.

“A pedido de nuestro alcalde, estamos priorizando la construcción de un centro de salud integral. Este va a ser fundamentalmente para el SUS, para el Sistema Único de Salud, cuesta 9.229.000 bolivianos, y ya están en la cuenta bancaria de la Alcaldía 1.845.000 bolivianos para que nuestro Alcalde pueda empezar a construir y como estamos en campaña, hermano Alcalde, en octubre, antes de las elecciones tenemos que inaugurar el centro integral de salud (…), trabajará 24 horas, 18 horas”, manifestó Morales.

Asimismo, indicó que luego de una reunión que sostuvo con alcaldes y autoridades del departamento se acordó entregar cerca de 150 obras este mes.

“Saben muy bien, están llegando obras en toda Bolivia porque ha empezado a mejorar la situación económica del país”, dijo.

De acuerdo con el artículo 119 de la Ley de Régimen Electoral, se prohíbe la utilización de imágenes de la entrega de obras públicas, bienes, servicios, programas o proyectos, en propaganda electoral, tanto en actos públicos de campaña como a través de medios de comunicación.

A su vez, el artículo 126 de la misma norma indica que los servidores públicos de cualquier jerarquía están prohibidos de utilizar bienes, recursos y servicios de instituciones públicas en propaganda electoral, tanto en actos públicos de campaña como a través de mensajes pagados en medios de comunicación.

Del mismo modo, el artículo 235 de la Constitución Política del Estado señala que se debe respetar y proteger los bienes del Estado, y abstenerse de utilizarlos para fines electorales u otros ajenos a la función pública.

Antes de las elecciones de 2014, el Jefe de Estado también incurrió en esta falta al instruir a sus ministros y otras autoridades dedicar el 50% de su tiempo en hacer gestión y el otro 50% en la campaña electoral.

El presidente Evo Morales resalta frecuentemente su gestión de gobierno en la mayoría de los actos públicos a los que casi todos los días asiste.

Pagina Siete.