El director de Neurona no agradeció a exministra López

En su mensaje de agradecimiento, el director de Neurona, César Hernández Paredes, no mencionó a Gisela López, exministra de Comunicación, en cuya gestión la firma mexicana se adjudicó 12, 4 millones de bolivianos por ocho contratos en forma directa.

En la gestión de la exministra López, Neurona se adjudicó ocho contratos, todos fueron asignados por adjudicación directa. Fue la única empresa proponente. Además, todos se concretaron en menos de un año, porque se firmaron entre el 13 de septiembre de 2017 y el 20 de agosto de 2018.

Página Siete llamó a la exministra de Comunicación para conocer su versión sobre la contratación de la empresa mexicana; no obstante, no se tuvo éxito pese a las insistentes llamadas telefónicas.

Entre los trabajos que realizó la firma mexicana está el polémico documental El Robo: Cuando las leyes se escribían en inglés, que se estrenó la pasada semana. La producción de esa cinta costó 783 mil bolivianos y fue realizada en 44 días, con datos del informe que realizó la comisión legislativa que investigó el proceso de capitalización y privatización.

La empresa mexicana también se adjudicó contratos para la elaboración de productos para la campaña del mar.

Página Siete llamó a Hernánde z para conocer por qué no expresó su agradecimiento a López, en cuya gestión se suscribieron los ocho contratos. La llamada ingresó recién en la noche, fue atendida por una persona que se identificó como su asistente, quien informó que Hernández estaba en una reunión y que demoraría al menos tres horas en estar disponible.

El jueves, Hernández, a través de su cuenta de Facebook, dio las gracias a autoridades del Gobierno y a afines al Movimiento Al Socialismo, por facilitar su llegada a Bolivia. Afirmó que el contrato de 2014 le permitió “financiar otros proyectos progresistas que se encontraban sin capital en otras partes del mundo”.

Destacó el apoyo de Leyla Medinaceli, viceministra del Ministerio de Comunicación, porque sin ella -escribió- “no hubiéramos podido llegar a Bolivia con financiamiento”; y a Héctor Ramírez, secretario general de la Vicepresidencia, porque -sostuvo- sin él “no hubieran podido estrenar el documental El Robo: Cuando las leyes se escribían en inglés”.

A ese mensaje de agradecimiento, Hernández acompañó siete fotografías en las que se observa al actual ministro de Comunicación, Manuel Canelas, y a Wálter Chávez, entre otros. Todos visten poncho rojo.

En toda esa lista de agradecimiento y las fotografías no se observa a la exministra López, quien juró al cargo en enero de 2017 y entregó su despacho en enero de 2019. Su sucesor es el actual ministro Canelas.

Ortiz: Director de Neurona confesó el “sobreprecio”

El senador y candidato presidencial de Bolivia Dice No, Oscar Ortiz, afirmó que las publicaciones en Facebook del director de empresa Neurona Consulting, son una clara confesión de “sobreprecio”, y de adjudicaciones arbitrarias que realizó el Gobierno a favor de esta compañía, que recibió 12,4 millones de bolivianos en contratos bajo la modalidad de adjudicación directa.

El legislador sostuvo que la empresa mexicana fue favorecida con la adjudicación directa de contratos millonarios por parte del Estado boliviano; asimismo, el senador observa que no se cumplieron los procedimientos de contratación.

Mediante redes sociales, César Hernández Paredes agradeció a varios funcionarios y a afines al MAS por facilitar su llegada a Bolivia. “Gracias a ese contrato (de 2014), pudimos financiar otros proyectos progresistas que se encontraban sin capital en otras partes del mundo”, señala el post de Hernández.

Con ese antecedente, Ortiz dijo que la publicación de Hernández Paredes comprueba que activistas mexicanos llegaron al país para trabajar como voluntarios, pero después recibieron contratos millonarios. (ANF)