El bebé Yamiel murió tras una golpiza recibida por su padre

249

El miércoles, José Luis C., de 32 años, citó a Melisa M., madre de su hijo Yamiel C., de siete meses, a una plaza para conversar. Pero luego los llevó a su casa y en el lugar los agredió a puñetazos y un palo. Luego del ataque, el bebé falleció. El hecho se reportó el miércoles en Santa Cruz.

El hombre fue aprehendido por la Policía. En la audiencia cautelar, el acusado fue enviado con detención preventiva al penal de Palmasola por infanticidio.

Con el asesinato de Yamiel, la cifra de infanticidios en Bolivia se eleva a siete en 2020. Cinco casos se reportaron en La Paz y uno ocurrió en Cochabamba.

“Cerca de las 18:00 o 19:00 del miércoles, nos apersonamos al Hospital Los Pocitos, ubicado en el Plan Tres Mil, para realizar el levantamiento legal del cadáver de un niño de siete meses. El bebé tenía indicios de haber sufrido golpes”, informó a Página Siete el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv), Paúl Saavedra.

Luego de la autopsia, el examen médico forense determinó que la causa de la muerte del pequeño fue un Trauma Encéfalocraneano (TEC).

Según el informe policial, el miércoles, Melisa se encontró con José Luis en una plaza que estaba cerca de la casa donde vive el agresor. Ella acudió al lugar junto a su bebé. Luego de una breve conversación, él convenció a la mamá de la víctima para que vayan a su casa para charlar. Ella aceptó.

“En la casa, ambos comenzaron a discutir y el bebé no paraba de llorar. Entonces, el agresor supuestamente golpeó al niño”, relató el fiscal del caso, Cirilo Chambilla. Detalló que el acusado “golpeó al pequeño porque mucho lloraba”.

De acuerdo con el jefe policial, la madre trató de impedir la agresión a su hijo e intentó arrebatar al pequeño de las manos del victimario. “Ella logró agarrar al bebé e intentó huir, pero el hombre le dio un puñetazo a la altura del pecho a la mujer y, como ella sostenía al pequeño, el golpe también le llegó al niño”, aseguró Saavedra.

Según el director de la Felcv, la madre contó que luego del primer incidente ella y el agresor seguían discutiendo. Entonces, el progenitor “agarró un palo y golpeó a la mujer, y el impacto también llegó al bebé”.

El jefe policial explicó que luego de la discusión y la agresión, la pareja se reconcilió y llevó al bebé a la habitación. La mujer se puso a cocinar. “Después de unos minutos, el pequeño ya no lloraba. La pareja se dio cuenta de que estaba mal”, sostuvo.

Ambos fueron a comprar “una crema para rebajar la hinchazón, pero el niño se puso peor”. Así que la mamá llevó al pequeño al hospital, donde el personal médico informó que ya no tenía signos vitales. Entonces, la mujer salió del lugar, pero fue arrestada por la Policía. El agresor también fue detenido.

“Al principio el progenitor se acogió al derecho del silencio, pero la madre del niño confesó todo lo ocurrido”, aseguró Saavedra. El jefe policial indicó que la mujer precisó que no vivía con el acusado.

Según la fiscal del caso, la madre obtuvo la cesación de su arresto, ya que se comprobó que ella era víctima de violencia. Pero el progenitor fue enviado al penal de Palmasola con detención preventiva.

Según el portal Clave 300, minutos después de la audiencia de medidas cautelares, el acusado declaró que era inocente y aseguró que su bebé murió por descuido de la madre.

“Ella es la culpable de todo porque abandonó a su hijo y lo dejó morir. Sé que la verdad saldrá a luz porque yo no maté a mi hijo”, indicó el acusado, mientras era trasladado a la cárcel de Palmasola.

Entre los siete casos de infanticidio que se reportaron en lo que va del año, las víctimas tienen desde 23 días de vida hasta 10 años. Los pequeños fueron asesinados por sus padres.

El primer caso se registró en la madrugada del 1 de enero, cuando una pareja envenenó a su bebé de ocho meses y luego se quitó la vida. Después, el 2 de enero, un padre mató a sus cuatro hijos de 10, ocho, cinco y tres años, con 32 puñaladas. En Cochabamba, una bebé de 23 días de nacida fue asesinada por su padre.

Antecedentes

Oficial El Ministerio Público registró 66 casos de infanticidio durante la gestión 2019. La mayoría de estos asesinatos de niños ocurrieron en el departamento de La Paz, de acuerdo con los datos del Sistema Integrado de Gestión de Causas Penales del Ministerio Público.
Reporte De acuerdo con el Ministerio Público, los 66 casos de infanticidio corresponden a los nueve departamentos del país. El eje presenta las cifras más altas con 21 casos en el departamento de La Paz, 12 en Santa Cruz y 10 en Cochabamba. En Chuquisaca se reportaron seis infanticidios, mientras que en Beni cinco y en Potosí cuatro. En Oruro, el año pasado se atendieron tres casos al igual que en Tarija y en Pando, dos.

Pagina Siete.

También podría gustarte
Abrir chat
Powered by