El alcalde de La Paz, Luis Revilla