Ejecutivo de choferes tuvo seguridad policial

Bajo total restricción, varios heridos del enfrentamiento entre choferes del Sindicato Eduardo Abaroa y dirigentes de la Federación Andina Primero de Mayo, al mando de su ejecutivo Víctor Tarqui, fueron internados en el hospital Irán de Villa Dolores, y hubo restricción al trabajo de los periodistas.

Producto del enfrentamiento que se suscitó entre los dirigentes de la Federación Andina de Choferes Primero de Mayo y las bases del sindicato Eduardo Abaroa, varios choferes fueron heridos muchos de ellos contusos, producto de las pedradas y palos que se utilizaron en este hecho violento.

EL DIARIO, se apersonó hasta el hospital Irán de la zona de Villa Dolores, para conocer el estado de las más de siete personas que fueron internadas en dicho nosocomio, pero no se logró conocer la lista de los afectados, ni el estado de salud de los atendidos, debido una orden que se emanó por parte del director de este nosocomio, siendo que solo se dieron a conocer datos generales de algunos afectados, entre ellos uno de ellos de gravedad, del sector del Sindicato Abaroa.

La información dio a conocer la administradora del hospital Sandra Limachi, quien indicó que no se puede ingresar a la sala de emergencias, ni la posibilidad de hablar con el director del nosocomio, debido a que se encontraba ocupado.

“Tenemos la mayoría de estas siete personas que ingresaron como policontusos que no revisten mucha gravedad, pero que sin embargo uno de ellos presentaría una fractura, por lo que se precisó una internación inmediata para su análisis y unas radiografías que dará el resultado del verdadero estado de salud de esta persona”, explicó Limachi.

Entretanto, varios familiares una vez enterados de la agresión que sufrieron sus parientes poco a poco llegaban hasta este nosocomio, para conocer el estado de salud de sus seres queridos.

Mientras sucedía esto en el hospital, el ejecutivo de la Federación Andina de Choferes, Víctor Tarqui, también se encontraba en dicho nosocomio para conocer el estado de salud de los choferes de sector, quien fue abordado por varios medios de comunicación para conocer sobre el estado de salud de sus bases, pero la conducta agresiva de dicho dirigente dio lugar a una mala respuesta a los periodistas que se encontraban en el lugar.

Vanos fueron los intentos de conversar con el iracundo dirigente, quien de una forma mal educada respondió a los periodistas de los medios de comunicación que en ese momento lo único que querían conocer era cuantos choferes estaban internados de su sector, pero fue imposible, por el tipo de respuesta que se escuchó.

El Diario.

Publicidad
FmBolivia