Ejecución de proyecto preocupa a pobladores

Más de 1.200 habitantes de comunidad Tacachira se encuentran en estado de emergencia, debido a que la planta de tratamiento de aguas residuales está paralizada, además luego de haber efectuado un análisis del avance de obra, apenas se habría llegado a un 9%, sin que hasta el momento las autoridades que tienen su responsabilidad en la construcción de este proyecto puedan dar una explicación de los motivos de este problema.

De acuerdo con uno de los dirigentes de esta comunidad del Distrito 11, Cirilo Quispe, esta última paralización se dio hace 21 días, a pesar de la solicitud de una explicación a las autoridades del Municipio, a la fecha nadie ha podido hacer conocer los motivos de este problema, siendo que lo único que se ha podido conocer es la falta de un soporte económico que posibilite su continuación.

Según el dirigente de esta comunidad rural, la preocupación de los habitantes de este sector de la urbe alteña, es que de manera continua y desde hace mucho tiempo atrás los vecinos viven en peligro de adquirir una enfermedad, producto de la contaminación del agua de pozo que toman, debido a que no cuentan con el servicio del alcantarillado.

La contaminación de este líquido elemento que consumen los pobladores de la comunidad Tacachira es también a causa de las aguas servidas que llegan hasta este barrio, desde otros distritos como son el 7 y el 14, donde muchas de sus urbanizaciones no tienen el alcantarillado sanitario y en otros casos por el rebalse que tienen sus tuberías.

“Lo que nosotros hemos visto y estamos seguros de que uno de los principales problemas por el cual esta obra no tiene el avance respectivo es a causa de la falta de un personal adecuado para realizar los trabajos y su avance, por otro lado, la empresa no cuenta con el respaldo económico por parte del Municipio, tal como fue el compromiso en calidad de contraparte, es por eso que su avance de ejecución física ha llegado solo apenas hasta el 9%, explicó el dirigente Quispe.

En principio, se tenía destinado aproximadamente Bs 50 millones, siendo los financiadores el Municipio y la Corporación Andina de Fomento (CAF), construcción a cargo de la empresa Nuevo Amanecer, pero hasta la fecha no se conoce más de una fiscalización de obra que estaba a cargo también del Gobierno edil alteño.

Una de las mayores preocupaciones de los habitantes de esta comunidad rural, es que son personas que viven de la agricultura, la lechería y la implementación de carpas solares donde siembran diferentes tipos de hortalizas, especialmente la lechuga, por lo que temen la contaminación de sus sembradíos a falta del funcionamiento de esta planta de tratamiento de aguas residuales.

“Nosotros vivimos, como comunidad rural, de todos estos temas como la ganadería, contamos con vacas lecheras y sembramos hortalizas, pero estamos preocupados porque no sabemos hasta cuando se podrá contar con una planta ya terminada y de esta forma podamos hacer que las aguas servidas que bajan desde otros distritos hasta nuestra comunidad sean tratadas, por eso pedimos a las autoridades municipales a que puedan agilizar la misma, porque nos está generando muchos problemas de salud”, afirmó el dirigente de esta comunidad.

PERJUDICA FALTA DE PLANIMETRÍA

A pesar de que la comunidad Tacachira, del Distrito 11, está dentro de los 14 distritos alteños, todavía está considerada un sector rural, debido a que no está dentro el radio urbano, por lo que los trámites de varios de sus documentos, como es la planimetría global no se puede efectuar, siendo que este problema ha hecho que a la fecha sus habitantes todavía vivan tomando agua de pozo.

De la misma forma no tienen los servicios básicos a falta del alcantarillado sanitario, por lo que muy pocos domicilios fueron beneficiados con un proyecto de una ONG, las que implementaron los baños ecológicos, mientras otros que no fueron favorecidos, deben utilizar pozos sépticos.

Tampoco cuentan con un servicio de alumbrado público ni de domicilio, y si en algunas casas existe este servicio es porque se ha dado modos para tener este privilegio, siendo que la mayoría vive con velas y mecheros, lo que dificulta mucho, especialmente a los niños y jóvenes en sus estudios.

“Estamos postergados a causa de nuestro documento como es la planimetría, porque si vamos a intentar tramitar luz, agua y el alcantarillado sanitario, las instancias correspondientes lo primero que nos piden es este documento, pero como no podemos tramitar por ser todavía un área rural debemos seguir viviendo en estas privaciones”, indicó el dirigente de esta zona Cirilo Quispe.

En el momento el sustento de todas las familias que viven en esta comunidad es la agricultura, la lechería y la siembra de hortalizas en carpas solares, productos que son vendidos en muchos de los mercados céntricos de la ciudad de La Paz y El Alto.

Sin embargo este tipo de trabajos también representa muchos problemas en el tema de la falta de un sistema de riego que pueda permitir que los animales o los sembradíos puedan tener agua abundante para su crecimiento normal, pero sus pobladores deben darse modos para conseguir este líquido elemento para sobrevivir.

“Lo que pedimos las autoridades municipales que nos colaboren en la perforación de pozos, pero no tenemos ninguna respuesta por lo que desde hace muchos años atrás vivimos de esta forma, en el momento solo tenemos un solo pozo, pero fue hecho por nosotros mismos, aunque no abastece, tal como quisiéramos, pero nos sirve”, finalizó el dirigente Cirilo Quispe.

SONDEO DE OPINIÓN

DIONICIO QUISPE

Lo primero que necesitamos es un Subalcalde que conozca las necesidades de nuestra comunidad, porque el último que nos ha impuesto el Municipio, era una persona que no sabía nada de los problemas que tenemos, por eso hemos pedido su cambio.

Por otro lado, nuestra mayor preocupación es la implementación de agua para todos los habitantes, porque como vivimos de la agricultura, la ganadería y la siembra de hortalizas en carpas solares, necesitamos de un sistema de riego, para nuestros productos, porque sufrimos mucho en este tema.

PAULINA SÁNCHEZ

Pedimos a las autoridades municipales que nos ayuden en la perforación de pozos, para que podamos tener mucha más facilidad en el trabajo de la agricultura a la cual nos dedicamos como comunidad, porque en el momento solo contamos con agua de pozo que en muchas oportunidades también se seca.

Asimismo pedimos que nuestra zona pueda contar, por lo menos, con un par de policías, porque existe mucha inseguridad por ser una comunidad alejada, hasta aparecen personas muertas en nuestros terrenos baldíos que tenemos.

CIRILO QUISPE

Nuestra mayor preocupación es que de una vez por todas la planta de tratamiento de aguas residuales pueda ser concluida, porque los problemas de salud que tenemos a causa de la presencia de las aguas servidas, que llegan desde otras zona a nuestro sector, es preocupante.

Esperamos que con el cambio de Subalcalde, por lo menos contemos con una autoridad que pueda preocuparse de este tema y pedir que las autoridades municipales agilicen, de una vez por todas, la culminación de este proyecto tan anhelado, no solamente para nosotros, sino para otros distritos cercanos.

El Diario

Publicidad
FmBolivia