Economistas recomiendan apoyar a la productividad

La bonanza de los precios altos de los commodities terminaron y Bolivia redujo sus ingresos y el déficit fiscal aumenta cada año, y se incrementa la balanza comercial negativa, es por ello que los economistas recomiendan incentivos a la inversión, reducir gastos públicos insulsos y apoyar a la productividad.

El escenario planteado y las sugerencias realizadas por los economistas José Gabriel Espinoza y Ernesto Bernal muestran que el escenario internacional se ha tornado difícil para el mercado de los commodities y ahora plantean sugerencias para evitar que se profundice la desaceleración de la economía nacional.

Un modelo económico planteado en base a los altos precios del petróleo y los minerales, y sin apoyar a los emprendimientos privados, llegó a la recta final, a pesar de ello el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce Catacora, luego de su posesión a principios de año, ratificó la profundización del planteamiento gubernamental, y no dejó espacio para una modificación.

Los países exportadores de materias primas ingresaron en una desaceleración económica, a raíz de los precios bajos, y Bolivia sintió el desplome de los valores de los commodities en el mercado internacional.

Bernal sostiene que Brasil, principal socio comercial de Bolivia, ancló su proceso de desaceleración, pero se encuentra cerca de ingresar en una recesión, aunque los organismos internacionales señalan una recuperación, pero para el 2020.

El país sintió la menor demanda de gas, y por consiguiente menos recursos. Ante este panorama, Bernal sugiere a las autoridades poner su mirada a los ingresos por la venta del energético y las reservas, debido a las divisas que se genera por el negocio.

Argentina también impactará en la economía nacional, debido al negocio del gas. El país se encuentra en crisis y tardará en salir de la misma.

El modelo económico keinesiano del Gobierno prioriza participación del Estado en la economía, pero no invirtió en productividad ni en desarrollo alternativo, ya que una economía no solo vive de commodities, reflexionó.

La economía nacional sintió la dejadez del Gobierno, y a esto se suma el tipo de cambio fijo, de 6,96, que a comparación de países de la región, que modificaron el valor de sus monedas, las autoridades aseguraron que no intervendrán.

La semana pasada, el presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Luis Barbery, dijo que el tipo de cambio fijo perjudica a los sectores exportadores y, por ello, sugirió al Gobierno tomar en cuenta la sugerencia.

El Diario.

Publicidad
Abrir chat