EASBA pide Bs 495 millones más para zafra y una planta de alcohol

La Empresa Azucarera San Buenaventura (EASBA) demanda 495 millones de bolivianos adicionales para garantizar la zafra, ampliar la superficie cultivada de caña de azúcar y diversificar su producción con una planta deshidratadora de alcohol.

Hasta el momento ya recibió 1.832,3 millones de bolivianos de parte del Gobierno.

“Para garantizar la zafra 2019 y todas las inversiones ejecutadas, se requiere un aporte de capital de 207 millones de bolivianos en cuatro años. EASBA además solicita la creación de un fideicomiso de 288 millones de bolivianos para continuar con la plantación de 8.912 hectáreas de caña de azúcar en un periodo de cuatro años. En total la EASBA requiere de 495 millones de bolivianos en cuatro años para financiamiento de caña y aporte de capital”, señala parte de las conclusiones de su rendición de cuentas final 2018 e inicial 2019, que se realizó el pasado 16 de marzo en el municipio de San Buenaventura.

El informe indica que para garantizar las operaciones de la empresa y la zafra 2019 se requieren 68 millones de bolivianos.

Asimismo se indica que 40,25 millones de bolivianos que debieron ser asignados en 2018 para ampliar el cultivo de caña generaron un retraso de un año respecto a los compromisos con el BCB, por lo que deberán ser asignados este año.

El documento añade que hasta el momento la empresa pública ha recibido 1.832,3 millones de bolivianos para la construcción y puesta en marcha de la planta azucarera en San Buenaventura. Para ello obtuvo tres créditos del Banco Central de Bolivia (BCB), de los cuales ya se pagaron 10,6 millones de bolivianos en 2018 y se espera que hasta finales de 2019 se cancelen 44 millones de bolivianos adicionales.

De los 44 millones de bolivianos proyectados, el pasado 11 de febrero, la empresa ya pagó 22,9 millones de bolivianos de los cuales 20,7 millones son por concepto de capital y 2,1 millones por los intereses generados.

“En la gestión 2018, EASBA ha pagado al BCB por intereses la suma total de 10.614.287,58 bolivianos. En la gestión 2019, la EASBA pagará al BCB la suma total de 44 millones de bolivianos. Sin embargo, a partir de la gestión 2019, la empresa requiere financiamiento para cultivo de caña de azúcar y aporte de capital de trabajo”, señala la rendición de cuentas.

También se pide al Gobierno que realice las gestiones frente a los gobiernos locales y del departamento para la construcción de accesos viales y caminos vecinales, y así garantizar la continuidad en la construcción de la carretera principal entre San Buenaventura e Ixiamas.

Por otra parte, se busca la participación de otras entidades en el desarrollo y apoyo a EASBA.

“Todo lo logrado hasta la fecha es sólo esfuerzo de la empresa (caña de azúcar, construcción de viales y puentes), por lo que requerimos el apoyo del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, la Autoridad de Bosques (ABT), el Instituto Nacional de la Reforma Agraria (INRA), la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), el Banco de Desarrollo Productivo (BDP), entre otras”, precisa.

EASBA a su vez observa la aparente falta de interés de los pobladores de la zona por plantar caña de azúcar. En el informe remarca que el 80% de la caña procesada por el ingenio fue producida por la misma empresa.

Esta dificultad ya fue abordada por el presidente Evo Morales, quien en 2017 advirtió el déficit de caña que enfrentaba EASBA y señalaba que si los pobladores de la zona no incrementaban las plantaciones el Gobierno lo haría.

Un mercado saturado

EASBA admite en el informe que al momento el mercado de azúcar en el país está saturado y los precios son bajos.

Por eso sostiene que es necesaria una inversión de 35 millones de bolivianos para instalar una planta de deshidratación de alcohol. Eso permitirá producir alcohol anhidro, que tiene un precio comercial mayor que el alcohol hidratado y permitirá diversificar la producción.

“El mercado nacional está abastecido de azúcar y el precio ha bajado sustancialmente. Se puede diversificar la producción de la EASBA haciendo una inversión adicional para modificar la ingeniería de su destilería de alcohol e implementar la producción de alcohol anhidro”, recalca el informe de rendición de cuentas de la estatal.

Página Siete buscó conocer la versión del gerente de EASBA, Ramiro Lizondo, quien accedió a hablar con este medio, pero después canceló la cita. Hasta el cierre de esta edición no se pudo reagendar la entrevista.

Tres créditos del Banco Central de Bolivia

Primer crédito El 18 de mayo de 2011, el BCB aprobó un crédito extraordinario en condiciones concesionales por un monto de 1.254.600.000 bolivianos a favor de EASBA, con un plazo de 24 años y un periodo de gracia de seis años computables a partir del primer desembolso, con una tasa de interés de 0,85% anual.
Segundo crédito El 27 de diciembre de 2012, el BCB aprobó un segundo crédito extraordinario en condiciones concesionales por un monto de 245.000.000 bolivianos; en este caso el plazo del crédito es de 20 años con un periodo de gracia a capital e interés de cinco años, con una tasa de interés de 0,87% anual.
Tercer crédito Finalmente, el 30 de diciembre de 2013 y con el “Contrato de Otorgamiento de Crédito Extraordinario” el BCB aprobó un tercer crédito extraordinario en condiciones concesionales por un monto de 332.747.250 bolivianos. El plazo del crédito es de 20 años con un periodo de gracia a capital e interés de cuatro años computables a partir del primer desembolso, con una tasa de interés de 0,64% anual.

Pagina siete.