Easba asegura que pagará en cinco años los Bs 34 millones

El gerente de la Empresa Azucarera San Buenaventura (Easba), Ramiro Lizondo, aseguró a Página Siete que el nuevo crédito de 34 millones de bolivianos que solicitan que apruebe el Banco Central de Bolivia (BCB) podrá ser saldado en hasta cinco años, debido a que es un “monto pequeño” y que su flujo de caja les permite cubrir sus gastos operativos y pagar sus deudas.

“Lo que nosotros estamos gestionando es un crédito de 34 millones de bolivianos, que es un préstamo muy pequeño respecto a los 1.832 millones de bolivianos que adeudamos a la fecha al BCB. Si se compara con la deuda total, es un monto muy pequeño y lo podemos pagar con mucha facilidad, entre cuatro y cinco años, máximo”, manifestó Lizondo.

El encargado de la azucarera precisó que este año dispondrán de un flujo de al menos 64 millones de bolivianos generados por la venta del azúcar producido.

La estatal también recibe ingresos por la comercialización de energía eléctrica, bagazo hidrolizado y alcohol. Sobre este último mencionó que su producción alcanza a tres millones de litros de alcohol hidratado, cada litro cotizado en 0,46 centavos de dólar; además, por la venta del alcohol deshidratado, YPFB puede pagar hasta 0,72 dólares.

Este medio informó ayer que con el proyecto de ley PL 345-19 de Modificaciones al Presupuesto General del Estado (PGE) 2019, remitido a la Asamblea Legislativa, el Ministerio de Economía pide al ente emisor que apruebe un crédito extraordinario de 34 millones de bolivianos a favor de Easba, para una planta deshidratadora de alcohol.

La petición especifica que se exceptúen los artículos de la Ley 1103, que exigen demostrar que su flujo de caja es positivo y que genera indicadores de liquidez y endeudamiento favorables.

Ante la pregunta sobre cómo la empresa demostrará que su flujo de caja es positivo, Lizondo respondió que éste es igual al ingreso de una empresa y se obtendrá por la venta de sus productos.

“Nosotros este año vamos a producir 400 mil quintales de azúcar en nuestra zafra, que comenzará en los siguientes días, y vamos a producir tres millones de litros de alcohol, que es hidratado, por el cual nos pagan 0,46 centavos de dólar y si convertimos ese alcohol en etanol, YPFB nos pagaría 0,72 centavos de dólar. Entonces, ese es el motivo por el cual nosotros hemos visto la necesidad de hacer una inversión adicional de 34 millones de bolivianos, la que nos permitirá producir un producto con mayor valor agregado”, detalló.

Lizondo destacó que con la inauguración del puente Rurrenabaque-San Buenaventura, que fue entregado ayer y tiene 374 metros de longitud sobre el río Beni, los costos de transporte se reducirán, ya que en la actualidad pagan hasta 800 bolivianos por cada camión que transporta el endulzante de Easba.

El préstamo según los expertos

Sobre el pedido de otorgación de un crédito sin demostrar el flujo de caja futuro de Easba ni su solvencia, el experto en Descentralización Julio Linares afirmó que con estas disposiciones el Gobierno sólo da la razón sobre el análisis financiero de la situación actual de la empresa estatal, que apunta a una quiebra técnica; por lo tanto, no puede ser posible dar este tipo de préstamo.

“Los datos muestran que es una empresa que tiene baja rentabilidad. Si tendríamos que hablar de los flujos de caja, seguro nos mostrarán que los gastos de operación son mayores a los ingresos que tiene. En este sentido, ningún organismo financiero público, privado o multilateral se arriesgará a dar préstamos a esta empresa”, indicó Linares.

El extitular del BCB Juan Antonio Morales acotó que las exigencias especificadas en la ley “son criterios básicos de viabilidad financiera” para evaluar una solicitud y otorgar un préstamo.

Por la forma en que la cartera encargada de las finanzas públicas solicitó el crédito para Easba, el expresidente del ente emisor consideró que “el Gobierno no estaría siguiendo sus propias reglas” para dar un crédito.

Punto de vista
Alejandro Arana Economista

Es un peligroso precedente

El proyecto de ley de modificación del presupuesto puede minar la independencia del Banco Central de Bolivia, al otorgar la posibilidad de exceptuar la aplicación de los artículos 22 y 23 de la Ley 1670 y que abre la puerta para que éste financie al sector público, cuando su propia ley se lo prohíbe expresamente, ya que únicamente se lo permite en casos de calamidades y para solventar problemas de iliquidez por plazos no mayores a un año.

Con esta aplicación, se puede sentar un peligroso precedente para seguir usando al BCB para financiar emprendimientos públicos que no son rentables.

Sobre todo si tomamos en cuenta que la modificación presupuestaria también incluye la autorización a Easba para contratar un crédito de 34 millones de bolivianos con el BCB exceptuando la aplicación de los parágrafos IV y VII de la Ley 1103, que señala que toda empresa pública previamente a contraer deudas deberá demostrar flujo de caja futuro positivo y que generará indicadores de liquidez y endeudamiento favorables, datos que deben ser comprobados ante el Ministerio de Economía.

Lo anterior es una señal sobre los problemas que puede estar atravesando la empresa, puesto que la modificación presupuestaria introduce una cláusula que permite al BCB reprogramar los créditos vigentes con Easba, otorgando plazos de gracia.

La creación de la empresa no debió ser prioritaria, ya que el país ya poseía una sólida industria azucarera con excedentes incluso para la exportación.

pagina siete.