Dos pasarelas en la Curva de Holguín reducirán trancadera

Mi Teleférico construye dos pasarelas en la Curva de Holguín con el objetivo de poner fin al congestionamiento vehicular de la avenida Libertador, una de las principales vías de ingreso a la zona Sur. Este proyecto se concluirá a finales de septiembre.

En la Curva de Holguín se instaló en 2014 una de las estaciones de la línea Amarilla del teleférico y desde entonces allí se vive un constante congestionamiento vehicular, en especial en horas pico. Además, en el lugar se habilitó un semáforo para que las personas que utilizan el sistema de transporte por cable puedan cruzar la avenida Libertador para tomar otra movilidad de transporte público a la zona Sur.

Según el gerente de la estatal Mi Teleférico, César Dockweiler, los vehículos demoran unos 20 minutos para pasar de la Curva de Holguín a las primeras calles de Obrajes. Esto se debe -informó la autoridad- a que la gente cruza la avenida y los vehículos se detienen cerca del semáforo.

“Además, la avenida sólo tiene tres carriles y dependiendo del horario se define la vía del medio. Es decir, dos de subida y uno de bajada o al revés. Eso hace variar el flujo de los vehículos”, declaró Dockweiler. Añadió que muchas personas cruzan la calle sin respetar el semáforo y ponen en riesgo sus propias vidas.

El ejecutivo explicó que la obra no se ejecutó con anterioridad debido a varios problemas. “Se hicieron varias negociaciones con el gobierno municipal de La Paz y al final quedamos en que construiremos una doble pasarela”, sostuvo.

La primera pasarela se emplazará en una parte de los terrenos de Toyosa, luego cruzará la avenida Libertador para llegar hasta la parada del PumaKatari, que baja a la zona Sur. Esta estructura medirá 24 metros de largo y 5,5 metros de alto.

La segunda pasarela comenzará de la parada del PumaKatari y se dirigirá hasta la Av. Héctor Ormachea, que se halla aún más abajo. Tendrá una estructura de 18 metros de largo y 22,4 metros de altura. Para facilitar el acceso a las personas con discapacidad, se instalarán tres ascensores.

La altura de ambas estructuras suma aproximadamente 30 metros, que equivale a un edificio de 12 a 13 pisos. Por esta razón, para dar mayor seguridad a los peatones se instalarán cámaras de seguridad e iluminación en las pasarelas.

“Ahí estamos construyendo un intercambiador bimodal de 142 metros cuadrados para mejorar la conectividad entre la avenida Ormachea y la estación (de la línea Amarilla) del teleférico”, añadió Dockweiler.

Una vez finalizada la implementación de los pasos peatonales, Mi Teleférico instalará protectores en las aceras para evitar que las personas intenten cruzar por la vía. “Deberán pasar directamente por la pasarela. El proyecto comenzó el 23 de febrero y se espera terminarlo en siete meses”, sostuvo. Indicó que esperan que los pasos peatonales entren en funcionamiento desde el próximo 23 de septiembre.

La inversión de las dos pasarelas -con iluminación y cámaras incluidas- alcanza a 450 mil dólares, monto que será ejecutado por la empresa Mi Teleférico, informó la estatal.

Pagina Siete.

Publicidad