Dirigente de Villa Trinidad reconoce que la madre que se suicidó se negó a entregar a su hija

Los médicos del Hospital de Irupana no pudieron hacer nada para salvarle la vida... (Foto: Juan Adolfo Apaza)
La impotencia llevó a la madre a la muerte. (Foto: Juan Adolfo Apaza)

Irupana, 4 de mar (YN).- La madre que se suicidó luego de negarse a entregar a su hija en matrimonio a una persona desconocida, se mantuvo firme en su decisión hasta el final, confirmó el dirigente de Villa Trinidad, Florentino Titirico, quien negó que la haya obligado a proceder en contra de esa determinación. “Sólo he intercedido para que lleguen a un acuerdo”, explicó, aunque reconoció que sabía que se trataba de una menor de edad.

Fue el hijo de la infortunada quien aseguró que su madre, en medio de la agonía, le dijo que había decidido suicidarse porque el dirigente de su comunidad le había obligada a entregar a su hija.

El representante explicó que el sábado, al llegar a su comunidad –luego de un ampliado en Irupana-, vio un minibús desconocido y se acercó para preguntarles lo que hacían. Al enterarse del problema, decidió convocar a las partes a la sede sindical, pese a que ya era las 10 de la noche.  La reunión se habría ampliado hasta la madrugada, “para que arreglen”.

Titirico dio lectura a un acta que se habría acordado esa noche, en el cual se deja constancia que la madre de la menor abandonó la reunión y se negó a llegar a acuerdo alguno con la otra parte. El documento sólo lleva la firma del dirigente y de la familia del solicitante.

“El dirigente es como un padre”, justificó el dirigente de Villa Trinidad, quien se presentó ayer en las oficinas policiales de Irupana para declarar en el proceso abierto por el suicidio de la señora.

Por Juan Adolfo Apaza M.

Publicidad
FmBolivia
Abrir chat