Dictan detención preventiva para padre que mató a sus cuatro hijos

El sujeto Walter M. V. que confesó haber matado a sus cuatro hijos, niños menores de edad, fue remitido a la cárcel de Palmasola con detención preventiva informó ayer la Fiscalía Departamental de Santa Cruz. La persona está acusada de los delitos de Infanticidio y Feminicidio en contra de sus cuatro hijos.

El fiscal departamental de Santa Cruz, Mirael Salguero Palma, informó que debido al estado de salud del imputado la audiencia de medidas cautelares se desarrolló en el Hospital San Juan de Dios, donde el Ministerio Público presentó todos los elementos de convicción que prueban la comisión de delito del imputado.

Según el cuaderno de investigación, el 30 de agosto del presente año, aproximadamente a las 17.00 horas Walter M. V., primero dio de comer pescado impregnado de raticida a sus cuatro hijos y, posteriormente, en diferentes lugares de su casa procedió a apuñalarlos uno por uno en la zona del tórax provocándoles la muerte inmediata a los tres menores de 9, 5 y 3 años de edad.

Posteriormente ingresó a la habitación de su hija de 15 años y con el mismo arma procedió a apuñalarla, en su defensa la menor logró golpear al ahora detenido con una botella, pero no logró vencerlo y perdió la vida.

La Policía encontró los cuerpos de las víctimas en dos camas juntas, tapadas como si estuvieron durmiendo. Briana (15) yacía en el lado izquierdo, Matías (5) y Santiago (3) al medio y Adriana (9) en el extremo derecho.

Luego del hecho, el sospechoso juntó a las camas colocó los cuerpos de los menores tapándolos con una colcha como si estuvieran dormidos.

Finalmente, grabó un video relatando cómo había cometido el hecho de quitarles la vida a sus cuatro hijos y explicando el motivo que sería porque su esposa pidió separarse de él y que días antes le había comentado que se llevaría a sus hijos a vivir con su padre a la ciudad de Santa Cruz.

Después del crimen, Walter M. V. decidió quitarse la vida tomando tachuelas con detergente, pero al ver que no logró su cometido se dirigió al puente del cuarto anillo de la ciudad de Santa Cruz para lanzarse del mismo, en un segundo intento fallido de suicidio.

Tras conocer el caso, la fiscal asignada al caso, Dalci Justiniano, inició de oficio las investigaciones para la cual emitió requerimientos forenses para determinar las causas de la muerte de los menores; asimismo, orden de aprehensión del imputado a quien se le tomó su declaración informativa donde relata y acepta haber cometido los delitos en contra de sus hijos.

“ES UN MONSTRUO”

Guadapule Abelo, madre de los cuatro niños asesinados y esposa de Wálter R P, en medio de su infinito dolor y desconsuelo habló con los periodistas de quien quitó la vida de sus hijos y lo calificó como un “monstruo vestido de oveja” con quien compartió los seis años de su vida, los últimos de los cuales se desarrollaron en medio de violencia psicológica que ejercía él sobre ella, motivo por el que decidió separarse.

“En julio del año pasado, lo denuncié en la Policía de Warnes por violencia doméstica y me separé de él. Después me pidió perdón y, con mi hija mayor, acordamos darle una oportunidad para que viera a sus hijos. Tampoco podía alejarlo de la casa, porque el inmueble en el que vivíamos es de su hermano. Asimismo, mis hijas me pidieron que nos quedáramos allí porque ellas no querían abandonar el colegio donde estaban estudiando”, explicó Guadalupe, según reporte de El Deber.

Aparentemente, todo iba bien en la semana; él hacía desayuno, almuerzo y cena para los chicos, hasta que el jueves ella le pidió otra vez que buscara trabajo y le advirtió que su padre le había comprado para ella un lotecito.

“Me cansé porque tenía que pagar las mensualidades del colegio, la luz, el agua. O sea, me hacía responsable de todo y le dije: haré mi casita de a poco y me iré con mis hijos, ahí tendrás que respetar las leyes, refiriéndome a que en estos casos de separación, los jueces ordenan a los padres que visiten a sus hijos una vez a la semana. Por eso dijo que se los quería quitar”, lamentaba Guadalupe en medio de un llanto desgarrador.

El Diario.

Publicidad