Deslizamiento: Luego de la tristeza, ahora vemos esperanza en los rostros de nuestros hermanos (Morales)

El presidente Evo Morales destacó el lunes el rostro de esperanza de las primeras 14 familias que recibieron esta jornada las llaves de los departamentos que les fueron entregados de manera gratuita, tras sufrir y presenciar la pasada semana el desplome de sus inmuebles a causa de un deslizamiento de magnitud en el barrio Inmaculada Concepción de la ciudad de La Paz.

Lágrimas de emoción se observaron en la mayoría de los beneficiados con esos departamentos ubicados en el condominio Pacha, que levantó el Gobierno en el barrio Huajchilla del municipio de Mecapaca, a 28 kilómetros del centro de la ciudad de La Paz.

Los beneficiarios expresaron su agradecimiento al mandatario boliviano, quien instruyó también desde tempranas horas el traslado de las pocas pertenencias rescatadas a los nuevos departamentos.

«Luego de la tristeza, ahora vemos esperanza en los rostros de nuestros hermanos», escribió Morales en su cuenta en Twitter luego de realizar la entrega de llaves de esos nuevos inmuebles que cuentan con tres dormitorios, sala, comedor, dos baños, cocina, lavandería y una despensa.

La entrega de esos departamentos fue cumplida en tiempo récord por Morales, tras el compromiso que asumió para ayudar a los afectados el viernes en una reunión en la Casa Grande del Pueblo.

El Jefe de Estado anunció que próximamente se dotará a las familias instaladas en ese condominio, que cuenta con 170 departamentos, cocinas y enseres en el marco de la sensibilidad y solidaridad.

«Somos de la cultura de la solidaridad. Pronto les dotaremos de cocinas y enseres para que puedan empezar de nuevo. Ahora nuestro Estado es sensible y solidario», escribió Morales en otro tuit.

El deslizamiento ocurrido el 30 de abril en el barrio Inmaculada Concepción causó el colapso de 68 casas que afectó a 180 familias, que fueron evacuadas a campamentos instalados en cercanías de ese sector.

Ese movimiento de tierra también dejó el saldo de cuatro muertos, cuyos cuerpos aún son buscados entre los escombros.
vic/ma ABI