Deslizamiento de tierra afectó a más de 60 familias

Una torrencial lluvia caída ayer produjo filtración de aguas en varias grietas, provocando un nuevo deslizamiento en sector de Inmaculada Concepción de la zona Bajo Llojeta, dejando 64 viviendas en riesgo y más de 60 familias afectadas.

Al mediodía de ayer, cayó una intensa lluvia, ocasionando filtración de aguas en las grietas del deslizamiento ocurrido el pasado fin de semana en San Jorge Kantutani, lo que ocasionó un nuevo desplome de más de 10 viviendas en la avenida Libertad que une Llojeta con el puente trillizo.

Los vecinos de varias viviendas comenzaron a trasladar sus pertenencias en precaución de nuevos derrumbes mientras el Ministerio de Defensa desplazó a brigadas de rescate y se adelantó que se procederá al armado de carpas para las familias afectadas.

La tragedia dejó en la calle a 63 familias que han perdido sus casas, nada lograron rescatar tras el deslizamiento, considerado como uno de los más trágicos de los últimos años.

El sector aún se encuentra en actividad y se mantiene el riesgo de nuevos deslizamientos, razón por la que se acordonó el lugar y fue suspendido el paso por la avenida Kantutani; de acuerdo con las autoridades municipales se espera habilitar la vía en por próximos tres días. También el servicio de agua, energía eléctrica y el suministro de gas fueron cortados, como medida preventiva.

El alcalde, Luis Revilla, informó que la zona se encontraba en un área inestable, porque en el lugar se encontraba, en los años 90, el botadero de Sopocachi, entonces la tierra se mezcló con la basura antigua, conformando una superficie inconsistente, que no habría resistido la saturación y filtración del agua de la lluvia, lo que finalmente provocó el deslizamiento. Indicó que se están tomando las medidas de control respectivas.

Hasta el lugar llegó personal de la Municipalidad, de Bomberos y la Policía, para coadyuvar en las labores de seguridad y rastrillaje. Muchos vecinos se encontraban desesperados, en zozobra e incertidumbre, porque no sabían qué hacer ni a quién acudir.

No se reportaron daños personales, pero se reportaron cuantiosas pérdidas materiales. Los equipos de rescate realizaron rastrillajes en la parte baja y las personas de las viviendas de la parte alta fueron evacuadas oportunamente por personal de emergencias que trabaja en el lugar.

Con el deslizamiento, según los vecinos, cuatro personas se encuentran desaparecidas y varios vehículos quedaron atrapados en el lugar. Uno de los tractores que estaba trabajando en la zona quedó atrapado por el material en la parte baja del talud.

Las imágenes registradas del hecho, que circularon en las redes sociales, mostraron cómo la tierra se deslizaba y cubría algunas de las casas a su paso. El movimiento de tierra avanzaba con dirección de la avenida Costanera y del río que se encuentre en el sector.

De acuerdo con un reporte de la red ATB, se reportaron tres personas heridas por el hecho; sin embargo el dato no fue confirmado. Otra de las causas del deslizamiento se habría debido a la presencia de sobrecarga por las construcciones de varios pisos e instalaciones clandestinas de alcantarillado.

“Aquí debería haber construcciones de una planta; tenemos el sistema sanitario que está descargando sus aguas al talud y tenemos algunas viviendas que han empezado a construirse en la parte de abajo que han hecho cortes al pie del talud”, explicó el secretario municipal de Gestión Integral de Riesgos, José Pacheco.
El Diario.