Descuartizó a su sobrino, arrojó restos al río

Un asesino confeso, identificado como José Ch. M., tío de la víctima, reveló a la Policía que golpeó a su sobrino con una piedra hasta quitarle la vida, luego cercenó el cuerpo para arrojarlo al río.

El macabro hecho ocurrió en la ciudad de El Alto, cuando ambos consumían bebidas alcohólicas, informó ayer el comandante general de la Policía, general Rómulo Delgado.

El crimen ocurrió el pasado sábado, cuando Javier León Villca de 24 años llego desde el municipio de Achacachi y fue a visitar a su tío, ambos consumieron bebidas alcohólicas y luego tuvieron una fuerte discusión. El asesino dio detalles de las armas que empleó para el crimen, pero no explicó el motivo de la discusión, informo el uniformado policial.

“Usó una sierra mecánica y un cuchillo con el que descuartizo las extremidades y el torso” precisó.

Los primeros resultados de las pesquisas señalan que ambos hubieran acordado tomar alcohol de quemar con refresco, refirió el subdirector de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), de la ciudad de El Alto, Freddy Medinacelli.

El asesino confeso, José Ch., relató a la Policía cómo trasladó los restos del cuerpo en un carrito de mercadería, luego abordó en un minibús de transporte público con destino a Villa

Armonía, cerca de un río, colindante con la avenida Zabaleta en la ciudad de La Paz donde depositó el cuerpo cercenado.

Según el informe policial, el cuerpo fue trasladado aproximadamente unos 20 kilómetros hasta encontrar el lugar para depositarlo. La autoridad policial señaló que el ahora asesino confeso no tiene antecedentes penales, y que trabajaba en el negocio de su esposa como ayudante de cocina.

El padre de la víctima, Ricardo León, llamó a la Felcc para denunciar que su hijo fue asesinado, la Policía intervino de manera inmediata dando con el principal sindicado. Las imágenes que revelan el lugar donde depositó el cuerpo evidencian la saña con la que se cometió el macabro asesinato.

El asesino guió a los efectivos de investigación criminal y homicidios por los lugares que recorrió para tratar de eliminar toda evidencia de su delito. De manera preliminar se sabe que el sujeto pretendía que los perros que viven en el lugar se coman el cuerpo.

El Diario.