Déficit comercial a febrero aumentó $us 373 millones

La inflación a marzo de 2019 registró un valor de 0,06 %, inferior al 0,5 % en similar período de 2018, confirmándose de esta manera, la contracción de la demanda de bienes y servicios en el mercado interno; mientras tanto el déficit comercial a febrero de 2019 subió a 373 millones de dólares, cuando en febrero de 2018 se ubicó en $us 145 millones, un aumento de 157 %, según informe de la Cámara Nacional de Industria.

De acuerdo con información de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), en 2016 se registró el mayor déficit en la balanza comercial, la cifra alcanzó a 1.305 millones de dólares, y en 2017 bajó a 945 millones.

Con febrero de la presente gestión ya son seis años consecutivos que la balanza comercial del país es negativa y todavía no hay indicios de recuperación, más todo lo contrario, debido a la situación económica de los principales socios comerciales de Bolivia, Argentina y Brasil, que enfrentan dificultades.

Pero no solo es la región que presenta un panorama adverso, sino la economía mundial. El principal asesor de Política Económica del Banco Central de Bolivia (BCB), Raúl Mendoza, dijo que se enfrentará un contexto externo desafiante, debido al débil desempleo económico mundial y regional.

También por las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos, sumado al incremento de las tasas de interés a nivel internacional, lo que implica menos recursos y muy caros; así como la volatilidad de los precios de las materias primas, complementó en la Rendición de Cuentas.

IMPORTACIONES

De acuerdo con la CNI, el incremento de las importaciones y el descenso en el valor de las exportaciones en los dos primeros meses de 2019 generaron una suba en el déficit comercial con el consiguiente efecto sobre el descenso en el valor de las reservas internacionales netas. Las exportaciones a febrero de 2019 descendieron a 1.315 millones, cuando en febrero de 2018 se situaron en 1.388 millones; por su parte, las importaciones subieron a 1.688 millones a febrero de 2019 cuando se ubicaron en 1.533 millones a febrero de 2018.

Los empresarios en su momento sugirieron revisar la política del tipo de cambio fijo, debido a que resta competitividad a las exportaciones nacionales, y más bien alienta la importación de productos.

La semana pasada, a raíz del incremento salarial, el presidente de la Federación de Empresarios Privados de Cochabamba, Javier Bellot, mencionó que la situación económica del país no es de las mejores, y que de cada 10 productos que se comercializan en el mercado nacional, 8 son importados.

TIPO DE CAMBIO

Entretanto, Mendoza dijo en la Rendición de Cuentas del BCB, que el tipo de cambio por este año no se mueve, al indicar que ese es el compromiso anunciado por las autoridades del sector económico.

Es así que en parte de sus conclusiones señala que “la estabilidad cambiaria apoyará a las políticas expansivas, la bolivianización y la solidez del sistema financiero”.

Como se recordará, el modelo económico comunitario del Gobierno prioriza el mercado interno y la inversión pública, y para ello maneja una política monetaria expansiva y un tipo de cambio fijo.

Pero también los economistas señalaron en su momento, que el modelo de las autoridades debería sufrir algunas modificaciones, debido a que sus ingresos disminuyeron por los bajos precios de las materias primas, petróleo y minerales.

Sin embargo, en declaraciones a los medios, al tomar juramento nuevamente como ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce Catacora, aseguró que no se modificaría y más bien se profundizaría.

En el acuerdo del Programa Fiscal Financiero, entre el Ministerio de Economía y Banco Central se fijó crecimiento de 4,5 por ciento del Producto Interno Bruto, una inflación de 4 por ciento y mantener el tipo de cambio, pero se abrió unas revisión a mediados de año, que dependerá de la evaluación que realicen de la economía nacional e internacional.

El Diario.

Publicidad