Defensoría pide implementar limitadores de velocidad

Una investigación acerca de las causas y estadísticas de siniestros en carretera, efectuada por la Defensoría del Pueblo, revela que solo durante el primer trimestre de 2019 ocurrieron 1.106, dejando 260 personas fallecidas y 1.556 heridas, por lo que, Nadia Cruz, autoridad de esa entidad planteó la implementación de limitadores de velocidad para el servicio de transporte público interdepartamental y provincial, impidiéndoles rebasar un máximo de 100 kilómetros por hora.

El informe defensorial “Seguridad vial como garantía del derecho a la vida en el transporte automotor público terrestre interdepartamental”, resultado de la investigación realizada en febrero y marzo de este año, evidenció que las principales causas de los hechos y accidentes de tránsito son la imprudencia del conductor, exceso de velocidad, no acatar disposiciones de tránsito, conducir en estado de embriaguez, vía en mal estado y falla mecánica entre otros; panorama ante el que propone modificar normativas y recomienda el cumplimiento de deberes legales de las instancias competentes en la seguridad vial.

La defensora del Pueblo, Nadia Cruz, durante la presentación del estudio manifestó que preocupa el aumento en los hechos y accidentes de tránsito; durante el primer trimestre de 2019 se registró 1.106 casos, dejando 260 personas fallecidas y 1.556 heridas; cifras que reflejan una tendencia a la subida con relación a la gestión 2018 cuando se reportaron 3.240 hechos de tránsito; 622 muertes y 4.059 heridos.

La investigación evidenció fallas en el control e inspecciones que deben realizar el Organismo Operativo de Tránsito y la Autoridad de Regulación y Fiscalización de Transporte y Telecomunicaciones (ATT), Viceministerio de Transportes, además de contradicciones en la emisión de licencias e incumplimiento por parte de los operadores del servicio de transporte.

MODIFICAR LEY DE TRANSPORTE

Frente a la preocupante situación, la Defensoría del Pueblo sugiere a la Asamblea Legislativa Plurinacional modificar la Ley General de Transporte para incorporar el requisito obligatorio para que los buses de servicio de transporte interdepartamental cuenten con limitadores de velocidad calibrados a 100 Km/hora, de modo que se les imposibilite sobrepasar ese kilometraje, tomando en cuenta que sólo el 11 % de los 42 buses verificados contaba con este dispositivo que permite un control previo y evita que el conductor incurra en exceso de velocidad.

El Diario.

Publicidad