“Debemos empezar a abrirnos mercado”

Con el convencimiento de que es una forma de abrirse al mercado y que los paceños consuman arte, el dibujante de ilustración fantástica Luden Mayorga expone su producción en el sämi qhatu o mercado del arte, organizado por el Gobierno Municipal de La Paz, que abrió espacios para que los escultores, pintores, ceramistas, artesanos, dibujantes y otros puedan ofertar sus productos, actividad que comenzó ayer 5 y se prolongará hasta mañana.

Una pareja de ilustradores de dibujo fantástico muestran sus trabajos que fueron perfeccionando desde que salieron de la Escuela de Artes del municipio de la ciudad de El Alto, “son ocho años que nos dedicamos a esta actividad y como verán estamos bajo un cielo nublado para abrirnos mercado”, dijo Luden Mayorga, dibujante ilustrativo.

Al terminar la pasarela de la Pérez Velasco justo para subir las gradas hacia la calle Ingavi, se instalaron tres “puestitos” que exponían artesanías, pinturas y los dibujos ilustrativos de Luden Mayorga y Layka Ross, quienes no dejaban que el viento ni las gotas gordas de la lluvia les interrumpa su oportunidad de mostrar “publicitar” sus obras.

Metros más allá se encontraba el Tambo Quirquincho, donde había muchos afanes de los funcionarios ediles por acomodar a los artistas invitados que llegaron de diferentes lugares del país, como es el caso del maestro Hoffmann quien expone y tiene a la venta sus obras en técnica mixta.

Retratos terminado en acuarela como de Marcelo Quiroga Santa Cruz, el líder socialista o Frida Kalo pintora mexicana, también iconografías de Messi u otros tipo de personajes importantes del mundo del espectáculo.

“Comencé hace más de cuarenta años y agarré un estilo de usar figuras y hacer retratos que relatan quien es el personaje, también gané concursos y me dedico a otras técnicas más pero soy más conocido por el de Goya grabado”, dijo Hans Hoffmann.

Otro de los artistas con quien se pudo conversar, fue Darío Antezana, acuarelista desde hace muchos años, sostuvo que está muy sorprendido por esta iniciativa de querer reunir al artistas con el público, lo cual es muy bueno, porque el artistas a veces y casi siempre sólo se remite a exponer sus obras, pero ahora el objetivo es que los visitantes compren, adquieran el arte, apuntó.

FORTALECER LA INDUSTRIA CULTURAL

La jefe de la Unidad de Museos Vania Coronado, explicó que el nombre de este evento sämi qhatu quiere decir el mercado de los colores, porque refleja el trabajo de los artistas y esta actividad tiene el objetivo de fortalecer las industrias culturales en La Paz y Bolivia.

“Queremos hacer notar y demostrar que los artistas pueden vivir de su arte y no sólo se trata de un pasa tiempo sino algo de que ellos pueden vivir, lo cual también es una demanda de los mismos artistas (…) y que mejor para quien gusta del arte adquirir un producto original, hecho por un artista que se ha inspirado y compuso de forma exclusiva, lo cual es muy valorado en el mundo”, señaló Coronado.

Publicidad