De Callapa a Miraflores, los extremos de estabilidad

Según el Mapa de Riesgos de La Paz, Callapa es la zona que encabeza las 36 identificadas como de muy alto riesgo, mientras que Miraflores tiene los suelos más estables de la ciudad.

El director de Planificación de la Secretaría de Riesgos, Carlos García, explicó que en las zonas de muy alto riesgo hay “altos” cuerpos de deslizamientos antiguos y que con el pasar de los años se han ido manifestando.

Tienen, además, suelos blandos, mezclas de arcilla, grava y erosión. “Con el crecimiento de la ciudad se han hecho movimientos de tierra, cortes de taludes, tapado quebradas y una serie de movimientos antrópicos que han cambiado la configuración del terreno”, refirió.

Las zonas identificadas como de riesgo alto tienen deslizamientos activos o inactivos y los terrenos son muy débiles, no aptos para la construcción. Las áreas con riesgo moderado, que representan el color amarillo, tienen mejores condiciones para la edificación de casas. “Los terrenos son mezclas de arcilla, grava y torrentes de barro con características que no tienen presencia, por ejemplo, de deslizamientos activos ni inactivos”.

Por ejemplo, Alto Obrajes está “sobre una terraza aluvial, digamos que proviene de la antigüedad, de las terrazas que el río Choqueyapu ha ido dejando en su cauce de hace miles de años atrás”, indicó.

Las áreas identificadas con el color verde claro, riesgo bajo, se caracterizan porque son terrenos que no tienen deslizamientos activos ni inactivos y se tienen lechos aluviales propios de cauces de ríos que dan condiciones estables.

Finalmente, las zonas de color verde oscuro son las más estables de la ciudad, como el caso de Miraflores, donde debajo hay un antiguo lecho del río Orkojahuira y por eso realizar una excavación cuesta mucho trabajo.

Pagina Siete.

Publicidad