Culpables de apresar a médico Fernández siguen impunes

El 7 de octubre de 2018, el doctor Jhiery Fernández abandonó el penal de San Pedro, donde permaneció detenido cerca de tres años, por un delito, que según confesión de la juez que lo condenó, no cometió.

A la fecha no existen avances de las denuncias que surgieron a raíz del caso contra las autoridades que lo condenaron, los exjueces Gladys Guerrero, Roberto Mérida y los exfiscales Susana Boyán y Edwin Blanco, lamentó el diputado de Unidad Demócrata (UD), Amilcar Barral.

Al promediar las 15.20 del día miércoles 7 de octubre de 2018, el médico Jhiery Fernández dejó la cárcel de San Pedro de La Paz, luego de permanecer casi cuatro años detenido, sentenciado a 20 años de prisión por la jueza Patricia Pacajes, acusado de supuesta violación al bebé Alexander.

A seis meses de dictada la sentencia, se reveló un audio en el que la propia juez confiesa que el médico es inocente y que la Fiscalía defendió una tesis errónea respecto al abuso sexual.

La juez agrega en el audio que la versión de un abuso sexual se da a partir de una equivocación de la forense a cargo en el caso. También se señala que los investigadores del caso y la Fiscalía sabían que médico era inocente.

SIN AVANCES

A la fecha no se conoce avances de las investigaciones en los procesos que se iniciaron a las exautoridades judiciales. A la fecha, la única que guarda detención preventiva en el Centro de Orientación Femenina de Obrajes es la exjuez Pacajes, quien fuera presidente del Tribunal Décimo de Sentencia.

“Hemos visto que solamente la señora Pacajes está en la cárcel, pero no los otros jueces, y lo peor, los que han sido caprichosos con este tema de condenar a un inocente, están en sus puestos de trabajo, impunes y salvados por la justicia como el caso del exfiscal Edwin Blanco y Susana Boyán”, dijo el opositor Amilcar Barral.

Barral aseguró que los exfiscales Blanco y Boyán no solo acusaron a un inocente, sino que tienen varias denuncias en otros casos, incluso de persecución política.

“Estos fiscales han estado en varios casos de persecución política y judicial a gente de la oposición. Es lamentable que ellos sean privilegiados al contar con protección del Gobierno y no pagar por un error tan grande que ha quedado en la historia”, aseveró.

Cristian Alanes, abogado del médico Fernández, explicó que iniciaron un proceso contra los exfiscales Blanco y Boyán, que inicialmente lo había hecho de oficio la Fiscalía.

“Hemos iniciado un proceso que la Fiscalía inicialmente lo hizo de oficio, pero creemos que el tipo penal ha sido mal subsumida en la conducta de los exfiscales Blanco y Boyán ya que el Ministerio Público abrió el caso por amenazas, sin embargo, el accionar de estas exautoridades se subsume en otros tipos penales. Nosotros hemos presentado querella pero únicamente los han imputado por el delito de amenazas, y es por ello que incluso existe una resolución donde han anulado la imputación que se ha presentado en contra de estas autoridades”, lamentó.

MAGISTRATURA

El representante del Consejo de la Magistratura en La Paz, Aldo Castro, manifestó que a inicios de la presente gestión se inició un proceso penal contra los exjueces Gladys Guerrero y Roberto Mérida, por delitos que emergieron de la auditoría que realizó esta instancia a la sentencia contra el médico Fernández, y que la investigación está en manos del Ministerio Público.

“Tenemos datos de que se han convocado a las exautoridades para su declaración informativa. Aún está en etapa investigativa”, precisó.

ABSOLUCIÓN

Por otro lado, Alanes lamentó que a la fecha no se fije fecha ni hora para absolver el recurso de apelación restringida que presentaron el 15 de mayo de 2018.

Publicidad