Convocan a declarar a César Cocarico y a dirigente cocalera afín al MAS por toma de Adepcoca

172


Estas acciones fueron justificadas por el entonces ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, a quien incluso se le acusó de dar aval para que funcione de manera ilegal un segundo mercado cocalero en La Paz.

El Ministerio Público convocó a declarar al exministro César Cocarico y a la dirigente cocalera afín al Movimiento al Socialismo (MAS), Irene Flores, ambos denunciados por la toma y destrozos en los predios de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca).

Fue notificada «para que declare Irene Flores el día martes 3 de marzo y el día 2 de marzo declara el exministro Cesar Cocarico, que también fue notificado personalmente», informó a ANF Eusebio Vera, abogado de Adepcoca.
A inicios de este año, Franclin Gutiérrez, presidente de Adepcoca, denunció a Cocarico, Flores y a otros cocaleros afines al MAS por causar daños a la sede y al hospital de la institución yungueña. La Fiscalía abrió una investigación y convocó a declarar a los involucrados para que respondan por los ilícitos que les acusan.

Los hechos se registraron entre junio y agosto de 2019. En esos días, cocaleros afines al MAS conformaron una dirigencia paralela de Adepcoca, a la cabeza Elena Flores, e intentaron tomar el mercado de la hoja de coca, ubicada en la zona de Villa Fátima (La Paz).

No lograron su objetivo y decidieron abrir un segundo mercado de la coca en la sede de la zona de Chuquiaguillo y luego pretendieron trasladarse a predios más amplios de la exfábrica Said, ubicada en la zona de Pura Pura. 
Sin embargo, los seguidores de Flores cambiaron de idea y decidieron tomar el Hospital de Adepcoca, ubicada en la zona Villa El Carmen, para usar esos ambientes como un mercado de comercio de coca. 

Estas acciones fueron justificadas por el entonces ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, a quien incluso se le acusó de dar aval para que funcione de manera ilegal un segundo mercado cocalero en La Paz. 

En ese entonces, los cocaleros que reconocían el liderazgo de Franclin Gutiérrez protestaron contra estos hechos y calificaron de ilegal la instalación de un segundo mercado de la coca.

ANF