Contrabandistas incendiaron puesto militar

Militares de la fuerza anticontrabando fueron atacados por presuntos contrabandistas en la población de Pisiga, Oruro, frontera con Chile, y quemaron un vehículo patrullero de un puesto de control militar, el viceministro de Lucha Contra el Contrabando, coronel Gonzalo Rodríguez, señaló que el ataque fue dirigido específicamente a los puestos de control a cargo de las Fuerzas Armadas asentados en esa frontera.

Las casetas, objetivo los contrabandistas, eran depósitos en los que se apilaban las incautaciones, además de recuperar los vehículos indocumentados ingresados de manera ilegal, informó la autoridad anticontrabando, quien señaló que los efectivos militares fueron atacados con piedras y dinamitas tras percibir la presencia del control por parte los uniformados.

La autoridad refirió que los contrabandistas estaban armados con armas de fuego y equipos que les permite divisar la presencia del control aduanero para reaccionar con medidas de ataque.

Debido al ambiente de tensión que se generó en el lugar, la frontera tanto del lado boliviano como del chileno fue cerrada por varias horas, interrumpiendo el servicio que presta la entidad estatal aduanera. Al menos tres horas después el puesto fronterizo de Pisiga habilitó nuevamente el tránsito y control en región medianera con Chile.

El enfrentamiento entre militares y contrabandistas se registró la mañana de ayer, en circunstancias cuando se procedía a la incautación de tres vehículos indocumentados, por lo que los contrabandistas, aparentemente, apoyados por la población, quemaron la caseta.

TRASLADO A FRONTERA

El viceministro de Lucha Contra el Contrabando afirmó que ante la situación de alerta y alarma que se enfrenta en la región de Pisiga, región en la que el tráfico ilegal de mercadería es duramente combatido, se trasladará al lugar para evaluar las actuales condiciones que se encaran en el lugar.

Imágenes difundidas acerca del ataque al puesto militar revelan la agresividad de las personas que intentaban rescatar un camión con vehículos de contrabando, lanzaron piedras y prendieron fuego a las casetas.

De acuerdo con lo adelantado por la directora nacional del servicio aduanero, Marlene Ardaya, una vez identificadas las personas que atacaron a las fuerzas militares de lucha contra el contrabando serán llevadas ante la justicia por los delitos de contrabando y obstrucción al trabajo de la administración aduanera.

El Diario.

Publicidad