Continúa desprendimiento de tierra en zona afectada

Comuna continúa con labores de monitoreo en la zona y vecinos perciben que deslizamiento aún está activo.

Los vecinos afectados por el deslizamiento de sus viviendas en las zonas Inmaculada Concepción, 14 de Septiembre y Kantutani, con temor manifestaron que en la zona del deslizamiento aún se presentan desprendimientos de tierra. El Secretario Municipal de Gestión integral de Riesgos, José Javier Pacheco, señaló que a la fecha sigue la caída de tierra en el lugar.

Aseguró que el deslizamiento aún está activo y se tiene un equilibrio precario, por la masa deslizada y la lluvia que hace que persistan los pequeños desprendimientos, según informó Secretario Municipal de Gestión integral de Riesgos, José Javier Pacheco.

El jueves se registraron dos desprendimientos de taludes, lo que causó temor en los vecinos de la zona; el martes cayó un muro en las zonas de Kantutani, y en la zona de Inmaculada Concepción. Se estima que este fin de semana se pueda habilitar el carril de bajada de la avenida Kantutani.

“Lo que hemos tenido estás últimas horas es pequeños desprendimientos de taludes en sectores muy puntuales y de baja magnitud”, sostuvo.

Aseguró que se realiza el monitoreo constante, se tienen dos puntos en la zona del deslizamiento, dónde se tiene tuberías y la cantidad de agua acumulada es muy alta, por lo cual se trabaja en identificar el origen del líquido; al margen de esa situación también se tiene aguas subterráneas.

“En los próximos días se estima aplicar un sistema provisional para captar esas aguas y evitar la saturación de los suelos, en la parte dónde se encuentran los taludes”, dijo.

Aseguró que continúa el rescate de enseres de los damnificados, además de la búsqueda y rescate de cuerpos desaparecidos. La norma internacional señala que está actividad debería durar sólo tres días y en este caso ya pasaron diez.

Es por ello que tampoco se puede realizar de forma íntegra los trabajos en el sector.

Explicó que los próximos días se realizarán las aprobaciones para proceder a la demolición de las viviendas con alto riesgo de deslizamiento. El municipio aún analiza si las personas que tienen viviendas en la franja azul podrán retornar a sus viviendas.

Señaló que las casas de la franja azul no cuentan con servicios básicos como: energía eléctrica, agua potable ni sistema de alcantarillado. “Estamos trabajando con Epsas y otras empresas para ir habilitando por partes algunos servicios en la franja azul”, manifestó.

En ese entendido sostuvo que de forma paulatina las familias irán retornando a sus domicilios. Aseguró que en la zona afectada se instalaron cámaras para monitorear las 24 horas el comportamiento de la tierra al margen del personal designado.

Por su parte Silvana, una de las damnificadas del deslizamiento, aseguró que cuando llueve se escucha pequeños deslizamientos de partes de casas que se encuentran a los bordes, por lo que aún existe temor en la población afectada.

Señaló que aún continúa el rescate de algunos enseres, aunque todos están completamente destrozados y lo único que se pudo rescatar es la ropa y algunos papeles, lo que es muy difícil porque las pertenencias de todas las casas están mezcladas entre los escombros.

“Cuando llueve aún se ve caer la tierra, cuando hay ruidos o algo todos los vecinos se alertan”, manifestó.

Asimismo, el Mauricio Claros, funcionario de la secretaria de Riesgos de Defensa Civil, informó que después de la lluvia ocurrida el jueves, hubo una saturación del suelo y ocasiono reacomodos de la masa deslizada más que desprendimientos.

El Diario

Publicidad